¿Cuáles son las principales ventajas de una placa vitrocerámica?

por Rubèn

Cuando se trata de elegir una nueva placa para tu cocina, hay muchas opciones disponibles. Desde las placas de gas, las eléctricas o la vitrocerámica, ¿qué hace que las vitrocerámicas sean especiales? En esta entrada del blog, veremos las principales razones por las que las vitrocerámicas son ideales para algunas cocinas. Así que si quieres hacer un cambio, ¡no dejes de echarle un vistazo!

Principales beneficios de las placas vitrocerámicas

La placa vitrocerámica ofrece muchas ventajas sobre las placas tradicionales. Aquí tienes algunas de las más notables:

  • Son mucho más seguras: no hay ninguna fuente de calor en contacto con los alimentos, por lo que no hay riesgo de quemaduras. Además, en las placas de cocción de cerámica no hay puntos calientes: toda la superficie se calienta uniformemente. Esto significa que puedes dorar la carne perfectamente, sin necesidad de mover demasiado la comida.
  • Son mucho más eficientes que las placas tradicionales: las placas cerámicas necesitan mucho menos calor para alcanzar la temperatura, por lo que consumen menos energía en general. Además, como el calor se aplica de forma continua en toda la placa, no hay peligro de que se produzcan puntos calientes.
  • Las placas de cocción cerámicas son mucho más duraderas que las metálicas: las placas de cocción vitrocerámicas están hechas de un material compuesto, que proporciona el mismo nivel de durabilidad que el metal. Incluso los objetos afilados, como los cuchillos, no las dañarán.
  • Por último, son mucho más frías que las placas de metal: El elemento cerámico es casi siempre frío al tacto, por lo que no hay riesgo de quemaduras. Y si la placa de cocción se calienta demasiado, puedes mover los alimentos, a diferencia de las placas metálicas.

Fáciles de limpiar

Las placas vitrocerámicas también son muy fáciles de limpiar. Basta con pasar un paño húmedo por la superficie para eliminar los restos de comida o los aceites que puedan haberse acumulado. Evita utilizar productos de limpieza abrasivos en las placas vitrocerámicas, ya que pueden dañar la superficie. Existen productos específicos para este tipo de cocinas para que el mantenimiento sea más sencillo y rápido sin dañar el material.

Para mantener las placas de cocción libres de acumulaciones, es importante utilizar regularmente un estropajo para placas de cocción de cerámica para eliminar cualquier suciedad o residuo. Con su diseño sencillo y su sistema de limpieza fácil de usar, las placas de cocción vitrocerámicas son una opción ideal para cualquier cocinero o familia ocupada.

Más ideas sobre tu placa vitrocerámica

Si quieres dar una nueva vida a tu cocina, una placa vitrocerámica puede ser la elección perfecta. Este tipo de placa se fabrica con vidrio hilado y cerámica prensada, y ofrece una serie de ventajas sobre las placas tradicionales. En primer lugar, la superficie de vitrocerámica es mucho más duradera, lo que significa que durará más tiempo y será menos susceptible de fracturas o roturas. En segundo lugar, el cristal de la placa es antiadherente, por lo que la limpieza y la preparación de los alimentos son más fáciles y menos sucias. Y, por último, las placas de cocción vitrocerámicas son mucho más ligeras que las tradicionales, lo que facilita su traslado y almacenamiento. Si estás interesado en probar las placas de cocción vitrocerámicas, asegúrate de consultar a tu proveedor de cocinas local para conocer la compatibilidad y las instrucciones de instalación.

No dejes de visitar