Algo por lo que muy pocos se preocupan, porque no es perceptible, es el aire que respiran en sus casas, el cual puede ser causante de varias enfermedades y alergias. ¿Éste se encuentra realmente limpio? En este sentido, es bueno conocer algunos consejos para obtener respuestas en relación con obtener un mejor aire en el hogar.

El hogar es ese espacio donde todos se sienten seguros y en calma, debido a que se encuentra equipado y amueblado habitualmente para el confort; por lo tanto, es allí donde se pasa la mayor parte del tiempo, se guardan las pertenencias personales y se llevan a cabo todas las actividades básicas del ser humano, tales como alimentación, aseo, descanso, etcétera. 

Sin embargo, ese mismo lugar puede ser un foco de enfermedades y alergias que pueden afectar a todos los miembros del hogar, ya que la acumulación de polvo, la presencia de productos químicos y partículas ambientales que se traigan del exterior, pueden afectar directamente a la calidad del aire que se respira en el hogar. En vista de ello, aquí hablaremos sobre algunos consejos útiles para obtener un mejor aire en el hogar.

Utilizar humidificadores 

En las diferentes estaciones del año se suelen utilizar distintos equipos para conservar las temperaturas dentro del hogar, como la calefacción y el aire acondicionado, no obstante, estos equipos impiden la renovación del aire interior.

En estos casos, la mejor solución es instalar un humidificador, y en  https://purificadoresdeaire.net/humidificador/ se encuentra una selección de los mejores del mercado, pues la función de estos aparatos es la de mantener la humedad de una estancia a un nivel normal, lo cual optimiza muchísimo la calidad del aire, y por ende, se logra una mejor respiración.

Y es que de acuerdo a varios estudios ejecutados por especialistas, se ha comprobado que al tener un humidificador en casa, los riesgos de propagación de agentes contaminantes causantes de una gran cantidad de infecciones respiratorias, se ven considerablemente disminuidas. Asimismo, aporta otra serie de beneficios, entre los que se pueden mencionar los siguientes:

  • Evitan la sequedad del aire.
  • Minimizan la electricidad estática.
  • Sirven para mejorar o evitar la sinusitis, infecciones respiratorias y alergias.
  • Impiden la piel seca.
  • Evitan que aparezcan grietas y desperfectos en la estructura del hogar.

Evitar el uso de productos químicos para limpiar

Los productos de limpieza de origen químico aportan muchas ventajas en el momento de limpiar el hogar. No obstante, los residuos y partículas que éstos dejan en el aire causan una gran contaminación del mismo. Es por ello, que lo más recomendable es prescindir de ello y reemplazarlos por productos ecológicos, los cuales cumplen las mismas funciones y ofrecen excelentes resultados. 

De este modo, se tiene que el vinagre, el bicarbonato de sodio o el limón, son excelentes para desinfectar superficies; y si se quiere que el ambiente huela agradable, se pueden utilizar las cáscaras de los cítricos o algunas especias como ambientadores. Esto no solo mejora la calidad del aire del hogar, sino que se estará ayudando en la conservación y cuidado del medio ambiente.

Abrir puertas y ventanas 

Es uno de los métodos más simples y económicos, debido a que lo único que debe hacerse es abrir las ventanas y las puertas, durante al menos 20 minutos unas tres veces en el transcurso del día. Sin embargo, para que la renovación del aire sea buena, es importante tomar ciertas precauciones:

  • Evitar los horarios de mayor circulación de vehículos en las calles.
  • Durante la primavera, es mejor abrir las puertas y ventanas al finalizar la tarde, cuando los niveles de polen sean menores.

Utilizar plantas de interior

Existen algunas plantas de interior, que además de ser decorativas, son perfectas para purificar el aire del hogar. Esto se debe a que dichas plantas tienen la propiedad de poder filtrar las mezclas volátiles que son contaminantes. 

No fumar y despejar el polvo

Esta última recomendación, debería aplicarse como una norma en todos los hogares, debido a que el humo del cigarrillo o el tabaco, y las acumulaciones de polvo, son los causantes principales de las enfermedades respiratorias. Por lo tanto, lo ideal es mantener el ambiente limpio y libre de estos elementos.