Es posible transformar por completo una casa antigua con una buena reforma: es una buena oportunidad para una renovación

Según los últimos estudios sobre vivienda en España, es más rentable reformar una vivienda antigua que comprar una nueva. Por ello, son muchas las personas que eligen esta opción. Una empresa de reformas en Madrid funcionará mucho mejor que en otras comunidades o zonas con más casas nuevas, porque es sobre todo en las grandes ciudades donde se están dando más reformas integrales. Sin embargo, mucha gente no sabe por dónde empezarlas.

Cuando nos encontramos con una casa antigua, muy probablemente no sabremos qué es lo que tenemos que hacer para adaptarla a nuestras necesidades. Sobre todo para los edificios más antiguos, debemos saber cómo se encuentra la estructura, así como su nivel de aislamiento acústico y térmico, que nos ayudará a ahorrar energía. De igual modo, en los edificios históricos no podremos cambiar las fachadas y esto será otra limitación.

Una vez tenemos claras la localización y las cuestiones relativas al edificio en general, podemos señalar algunos consejos para reformar una casa antigua:

  • Saca partido a los techos altos de los edificios antiguos. Las casas antiguas pueden aprovechar muy bien el espacio de los altos techos, bien sea para almacenamiento o para instalaciones de aire acondicionado por conductos. Una buena altura hace que la estancia sea más luminosa y da sensación de amplitud.
  • Diseña una distribución nueva. Uno de los aspectos que más se cambian en las reformas de las casas antiguas es la distribución de los cuartos. Los espacios abiertos no abundan en este tipo de construcciones y hay mucho hueco desaprovechado en rellanos y pasillos. Es muy común unir la cocina con el salón para tener una distribución más cómoda y moderna.
  • Cambia puertas y ventanas. Las casas antiguas suelen tener un mal aislamiento acústico y térmico y, para arreglarlo, lo mejor es utilizar ventanas y puertas al exterior de PVC. Esto nos garantizará un buen cerramiento de manera fácil y solucionará el problema de la pérdida de energía y del ruido.
  • Por último, sustituir los sistemas de fontanería y de electricidad es un ahorro a largo plazo. Los conductos, las tuberías y la grifería antiguos no suelen ser eficientes energéticamente, por lo que es recomendable cambiarlos durante la reforma. Aunque veamos subir un poco el presupuesto, a la larga será rentable.

loading...