Dentro del círculo cromático, el color verde es una apuesta segura, ya que es el color de la esperanza, de la naturaleza y la primavera. Si estás buscando consejos para decorar tu dormitorio de color verde, ¡sigue leyendo! Te ofrecemos algunos de lo más útiles como los que encontramos en el blog de decoración Pizca de Hogar.

habitacion verde

Verde que te quiero verde

El color verde es el color favorito para muchas personas. Es un color que se crea al mezclar azul y amarillo, y dependiendo de la cantidad que añadamos de un color u otro, conseguiremos un tono u otro. Es considerado un color frío, aunque alegre, de ahí a que sea considerado el color de la esperanza.

Elige un tono de verde que vaya con tus gustos y personalidades

El color verde tiene una gran variedad de tonos entre los que podemos elegir aquel que mejor se adapta a nuestros gustos y nuestra personalidad.

Por ejemplo, un tono de color que es tendencia en la actualidad es el verde pistacho. Es suave y elegante, por lo que es una posibilidad muy buena si estás buscando un tono para el dormitorio de un adulto.

El verde manzana es una opción mucha más alegre para los amantes del color verde. Es vibrante, bonita e ideal para la decoración de cualquier tipo de dormitorio, desde la habitación de un niño, hasta la de un joven o un adulto.

El verde lima es un tono muy vivo y juvenil. Puede ser muy agobiante pintar todas las paredes de este color por su intensidad, pero podemos incluirlo usando papeles de pared estampados, o pintando con este color una sola pared.

El verde oliva es uno de los más usados en dormitorios de estilo clásico. Si eres tradicional pero te gusta el verde, este tono es perfecto para ti.

Para los amantes del estilo vintage, el verde aguamarina o el verde menta son la opción más acertada.

Cómo combinar el color verde

A la hora de combinar el color verde, existe dos maneras de hacerlo: por esquema de contrastes o por esquema de proximidad.

Como bien sabéis, los colores se dividen en dos grupos: colores cálidos y colores fríos. Dentro de los colores cálidos nos encontramos el rojo, el naranja, el amarillo, etc., mientras que dentro de los colores fríos nos encontramos el azul, el verde y violeta. Cuando en decoración se combinan colores fríos con cálidos, se dice que se combina usando un esquema de contrastes, porque los colores contrastan entre sí, mientras que si se combinan los colores con otros próximos en el círculo cromático, se dice que se combina por proximidad. Por ello, a la hora de decorar una habitación de color verde, podemos usar estas dos posibilidades.

Puedes combinar el verde con el rojo y el amarillo, creando un sistema de contrastes, aunque la opción de combinarlo con el violeta o el azul también puede ser una idea maravillosa.

Con estos simples consejos conseguirás decorar tu dormitorio de color verde a la perfección.

loading...