mantener tu casa ordenada

Mantener una casa limpia es mucho más sencillo de lo que puede parecer a simple vista. Si estás harto del desorden y quieres mantener tu casa perfecta para las visitas, los consejos que te ofrecemos hoy te interesan. Vamos a ayudarte a conseguir mantener tu casa organizada, de esta manera, no importa que tengas la visita de una persona inesperada, porque tu casa siempre estará preparada para los imprevistos.

  • Compra artilugios de limpieza de calidad. No te conformes con cualquier cosa y apuesta por artilugios de limpieza de calidad. Una buena forma de conseguirlo es mirando comparativas de aspiradoras en esta guía, para acabar escogiendo aquella que mejor se adapta a tus necesidades y que te de mejores resultados. Si lo haces así todo será más sencillo
  • Un sitio para cada cosa. Si realmente quieres evitar el desorden es importante que tengas un lugar para guardar cada cosa, de esta manera cada vez que uses algo o compres un utensilio/objeto nuevo, sabrás donde guardarlo. Además, si te pones como reto volver a dejar en su sitio las cosas que coges, siempre todo estará en su lugar.
  • Despeja superficies planas. Las mesas, los escritorios, los muebles,… si quieres realmente que tu casa respire y de esa sensación de limpio y ordenado, es importante que despejes todas las superficies planas. Si lo haces, además, podrás sacar el polvo en un plis.
  • En cuando llegues a casa, todo en su sitio. Muchos tenemos la mala costumbre de llegar a casa y dejarlo todo desparramado por todas partes. Si cuando llegamos a casa guardamos todas nuestras cosas (abrigo, cartera, bolso, etc.), no tendremos problemas de acumulación de objetos, que crean desorden.
  • Limpia la ducha y el inodoro después de cada uso. Si sigues esta pequeña rutina, no se acumulará la suciedad en ninguno de estos sitios. A ti solo te llevará un par de minutos, y a cambio te evitarás una tarde entera de limpieza a fondo en el hogar.
  • Pon la ropa sucia en el cesto de forma inmediata. Si cada vez que te sacas una prenda sucia, la pones en la cesta correspondiente, no irás acumulando prendas de ropa por toda la casa.
  • Recoge la mesa y lava los platos nada más terminar de comer. Para evitar que se acumulen los platos sucios en el fregadero, es recomendable que una vez acabes de comer, recojas los platos de la mesa y los laves.

En resumen, si quieres tener siempre la casa perfecta, ¡sigue los consejos anteriores y lo conseguirás!

loading...