Si ha llegado la hora de cambiar tu caldera no desperdicies la oportunidad de hacerlo por una de gas, ya que entre otras cosas rinde más energéticamente hablando y resulta más ecológica que otros sistemas de combustión.

Por otra parte cada vez se expanden más las redes de distribución, lo cual facilita la contratación del servicio en casi cualquier parte donde te encuentres.

Ventajas de instalar una caldera de gas

Los expertos en calderas de gas saben que el uso de gas natural tiene grandes beneficios para los consumidores, así que el realizar una instalación de calderas nos ofrecen estas ventajas:

No necesitas consumir grandes cantidades para conseguir un buen rendimiento energético.

Estos equipos son muy seguros, lo importante es que se contrate un servicio de instalación y mantenimiento cualificado para evitar incidentes y garantice tanto la seguridad como el buen funcionamiento de la instalación.

El gas natural es mucho menos contaminante que otros combustibles que se acostumbran a usar.

Son alternativas sostenibles debido a su alta eficiencia energética, en especial aquellas calderas de condensación.

¿Cuándo es recomendable usar calderas de gas?

Lo primero es asesorarte con una compañía que sea especialista en instalaciones térmicas, ya que tienen la capacidad de hacer una evaluación del caso, proponer un proyecto en base a las características de la vivienda o edificación y ejecutarlo con éxito.

Solo los expertos están capacitados para indicarte si es conveniente instalar la caldera de gas o si por el contrario es mejor otra clase de equipo.

Tipos de calderas de gas

Podemos hablar de tres tipos de calderas de gas:

Calderas de gas para calentar agua sanitaria

La función es calentar el agua que utilizas en casa para bañarte y también en la cocina y demás grifos de la casa. Funciona similar a otros sistemas como el termo eléctrico, por ejemplo.

Calderas de gas para calefacción

El sistema que utilizan funciona para generar calefacción gracias a que el agua caliente fluye hacia uno radiadores a través de tuberías, al llegar calienta los materiales y estos se encargan de irradiar el calor hacia el exterior dando calefacción al ambiente dentro de la vivienda.

Calderas mixtas

Están diseñadas para desempeñar una doble función, la de calentar agua sanitaria y la de calefacción del ambiente. Para ello cuenta con un sistema interior que permite al agua fluir hacia el intercambiador o hacia los radiadores, según lo que se necesite. Son equipos muy versátiles que además ahorran espacio.

Elijas la caldera que elijas verás que las ventajas son varias y si quieres que esta te dure bastante tiempo, no te olvides de realizar un mantenimiento anual.