Actualmente, la iluminación es uno de los aspectos más importantes en el ámbito de la decoración, tanto por su sentido práctico como estético. No hay ninguna duda de que los espacios luminosos resultan mucho más acogedores. Pues bien, hay una serie de trucos que merece la pena tener en cuenta para iluminar dormitorios de matrimonio muy pequeños.

dormitorio matrimonio

Los 5 mejores trucos para mejorar la iluminación de dormitorios de matrimonio

Cuando la habitación tiene un tamaño reducido, es el momento de hacer uso del ingenio para lograr una gran dar luz al espacio. A continuación explicamos algunos de los mejores trucos y consejos sobre cómo jugar con la iluminación para que el dormitorio parezca visualmente más grande.

Paredes

Uno de los aspectos más importantes a la hora de pensar en la decoración del dormitorio tiene que ver con el color de las paredes. La mejor opción es que sean blancas. Para que el espacio no quede soso y aburrido, se pueden introducir algunos detalles de color, como un vinilo o un conjunto de cuadros.

Muebles

Los colores claros, como el blanco o los tonos pastel, son los grandes aliados a la hora de iluminar cualquier espacio. Los muebles en estos colores hacen que la luz fluya desde cualquier tipo de fuente, tanto natural como artificial.

Así, son cada vez más las personas que se animan con los muebles blancos para  iluminar dormitorios de matrimonio muy pequeños. Además, permiten crear espacios minimalistas, un estilo de decoración tendencia en la actualidad.

Espejos

Los espejos son imprescindibles en los dormitorios de matrimonio, así como en cualquier otro espacio del hogar. Ofrecen una gran dosis de luminosidad y profundidad. Además, cumplen con una función tanto práctica como estética y visual.

Actualmente se pueden encontrar modelos de espejos muy diferentes, que se adaptan de manera precisa a todo tipo de estilos de decoración. Es importante escoger los más adecuados para dormitorios de tamaño pequeño y, sobre todo, ubicarlos en el lugar correcto. Una buena opción son los espejos de pie.

Luz artificial

En dormitorios de matrimonio muy pequeños un buen truco consiste en combinar diferentes puntos de luz. Es decir, además de la luz general del techo, colocar distintos focos dirigidos a los armarios y otras piezas. Además de darle luz al espacio y que este parezca visualmente más grande, de este modo resulta más sencillo localizarlo todo.

Textiles

Y, por último, para potenciar la luminosidad en dormitorios de matrimonio muy pequeños, los textiles son otro factor a considerar. Las cortinas o estores deben ser de materiales naturales como el lino o el algodón. El mejor color es sin duda el blanco ya que no frena la entrada de luz al interior.

Teniendo estos trucos en cuenta seguro que consigues darle muchísima luz a tu dormitorio de matrimonio. Son pautas muy sencillas pero que resultan de lo más útiles para dormitorios de matrimonio muy pequeños, en los que la iluminación es clave para no empequeñecer visualmente el espacio y conseguir que se vea mucho más grande y amplio.

Han llegado hasta aquí:

  • como iluninar un dormitorio de matrimonio