Tener una oficina siempre ordenada no es solo una cuestión estética, sino también práctica y funcional. El orden favorece el desempeño y la productividad, lo cual resulta fundamental para obtener los mejores resultados en el ámbito profesional. Merece la pena saber que mantener la oficina ordenada y limpia no es en absoluto complicado. Es tan sencillo como poner en práctica algunos consejos básicos, que te explicamos a continuación.

5 claves para tener la oficina siempre ordenada y limpia

Presta atención a los principales consejos para mantener la oficina siempre en perfecto estado. 

Menos es más

Una de las principales reglas en el ámbito de la decoración es la siguiente: menos es más. El primer paso para tener una oficina organizada y sin suciedad pasa por deshacerte de todo aquello que ocupa espacio y que ya no cumple ninguna función. De vez en cuando es conveniente  hacer un análisis de todo lo que hay en el espacio de trabajo, y tirar todo aquello que ya no sirve.

Recuerda que una zona más despejada aporta sensación de espacio. Esto supone un mejor bienestar para los empleados de la oficina. ¡Te sorprenderá la gran cantidad de archivos y material de oficina que hay acumulado!

Mesa organizada

Uno de los principios básicos para que la oficina esté siempre en perfecto estado es el de tener la mesa muy bien organizada. Es una herramienta que los empleados utilizan a diario, de forma que tiene que estar a punto para que puedan trabajar de manera cómoda y eficiente. No te olvides de que una mesa ordenada mejora de forma notable la productividad. 

Funcionalidad y practicidad

A la hora de decorar y amueblar la oficina, es importante pensar en la estética, pero hay que valorar en mayor medida la practicidad y la funcionalidad. No se trata solo de que el espacio genere el mejor impacto visual posible, sino también de que resulte eficiente. Hay un gran número de muebles que son esenciales como espacio de almacenaje: estanterías, archivadores… Todas las carpetas deben estar perfectamente etiquetadas. 

Limpieza

Por supuesto, para que la oficina esté impecable es importante dedicar todos los días unos minutos a su limpieza: mesa, silla, archivador… Es fundamental que todos los empleados colaboren en la medida de lo posible para mantener la oficina limpia. 

Oficinas modulares

¿Has oído hablar alguna vez de las oficinas modulares? Es una alternativa por la que están optando un gran número de empresas en la actualidad, por razones económicas y estratégicas. Una de sus principales características es que este tipo de oficinas se adaptan de manera precisa a las necesidades de espacio de cada compañía. El espacio interior es muy amplio y versátil ya que en cuestión de minutos se pueden mover los límites de las salas para ampliar por ejemplo la sala de reuniones. 

Además, estas oficinas ofrecen diferentes espacios y muebles comunes, que la empresa puede utilizar para reforzar la relación y motivación del equipo. 

Mantener una oficina siempre ordenada y limpia con estos consejos prácticos te resultará muy sencilla. ¡Con pequeñas acciones diarias conseguirás grandes resultados!