caldera

A día de hoy, las calderas de condensación son el sistema más eficiente para climatizar la vivienda. Así, son cada vez más las personas interesadas en la instalación de calderas de condensación gracias al amplio abanico de ventajas que presentan.

¿Cómo funcionan las calderas de condensación?

El funcionamiento de este tipo de calderas es muy parecido al de las calderas convencionales, pero con una clara diferencia. En las de condensación, el humo que expulsan está a baja temperatura. De manera previa a su expulsión, el humo es utilizado para calentar el agua, la cual servirá tanto para los radiadores como para el agua caliente sanitaria.

El calor de la calefacción y del agua caliente sanitaria procede de la quema de combustible en el interior de la caldera. Al hacer también uso del humo de la caldera, además del de la combustión, se obtiene mucho más calor para calentar el agua de los grifos y radiadores. Así, se necesita utilizar mucho menos combustible para conseguir el mismo calor que con las calderas convencionales.

¿Cuáles son las ventajas de la caldera de condensación?

Ahorro energético

Tal y como su propio nombre indica, este tipo de calderas basan su funcionamiento en el proceso de condensación. Se trata de un cambio de estado gaseoso  líquido, generando así una determinada cantidad de energía que recibe el nombre de calor latente.

En comparación con las calderas tradicionales, gracias a esta tecnología, con una buena caldera de condensación puedes ahorrar hasta un 30% en el consumo de energía. Esto se traduce en un considerable ahorro en la factura del gas, al tiempo que aportas tu grano de arena para el cuidado del medio ambiente.

Rendimiento

En cuanto al rendimiento, resultan mucho más eficientes que las calderas convencionales, con una eficiencia que alcanza el 93,5%. Esto se debe a que aprovechan el calor del vapor del agua.

Gases contaminantes

Una de las principales razones por las que la instalación de una caldera de condensación es una excelente idea tiene que ver con la emisión de gases contaminantes. Emite menos gases NOx Y CO2, de modo que es mucho menos contaminante.

Estética

Sobre la estética de estas calderas, en el mercado puedes encontrar un amplio abanico de modelos disponibles. Muchos de ellos tienen un aspecto moderno e innovador, de modo que encajarán perfectamente en tu vivienda, sin romper la armonía decorativa.

Por lo tanto, la instalación de calderas de condensación es una excelente alternativa en la actualidad. Aparatos con una gran eficiencia que te permiten ahorrar mucho dinero en la factura energética. Además, conseguirás un gran confort térmico en tu vivienda durante los meses de otoño e invierno. ¡Todo son ventajas!

Por último, cabe destacar que para aprovechar todos los beneficios que ofrecen estas calderas es importante confiar en una empresa de calidad y confianza para su compra y posterior instalación.  Debes valorar el precio, pero también la calidad, tanto de la propia caldera como de los servicios ofrecidos por la compañía.

Si sigues todos estos consejos, conseguirás la caldera perfecta para tu hogar.