El césped artificial es un producto cuya demanda está aumentando a un ritmo de vértigo. Desde el punto de vista estético y decorativo, el resultado es excelente. En algunos casos no hay ninguna diferencia con respecto a la hierba natural. Y es que tiene un aspecto natural y muy realista.

Se puede instalar en cualquier tipo de terreno, incluyendo aquel en el que previamente ha habido hierba natural, lo cual es un gran punto a favor. Además, se ahorra tiempo y dinero en el mantenimiento del césped natural, por ello en este post vamos a hablar de la instalación de césped artificial.

cesped artificial

Ventajas del césped artificial

A la hora de decorar el jardín, una de las dudas más frecuentes tiene que ver con si es mejor opción instalar césped natural o artificial. Pues bien, este último ofrece una serie de ventajas que resulta interesante valorar.

En primer lugar, el mantenimiento necesario para que el césped luzca impecable se reduce de forma notable, lo cual supone un ahorro tanto de tiempo como de dinero. Mantiene un aspecto muy realista y agradable durante todo el año. A simple vista es complicado de diferenciar con respecto al césped natural.

Además, el césped artificial se puede instalar en cualquier tipo de superficie. También sobre un terreno en el que previamente ha habido hierba natural.

En lo relativo a la seguridad e higiene, este tipo de césped no genera irritaciones ni ningún tipo de reacciones alérgicas. Además, a diferencia de la hierba natural, no acumula bacterias e insectos.

Una buena opción es instalarlo alrededor de la piscina ya que es antideslizante, de modo que se evita el riesgo de caída. Además, el césped artificial es muy resistente a productos químicos como el cloro.

Y, por último, cabe destacar que es apto para todo tipo de animales domésticos. También se recomienda su uso para los niños.

Aspectos a valorar para elegir el mejor césped artificial del mercado

Durante el proceso de decisión de compra del césped artificial hay una serie de aspectos que merece la pena tener en cuenta.

  • Apariencia: una de las características más importantes tiene que ver con la estética. El principal objetivo es que el césped luzca lo más natural posible. Es por ello que lo más aconsejable es optar por un producto de calidad, valorando el tipo de hilo, la forma de la fibra y la composición de la base. Son factores que van a determinar la apariencia del césped artificial.
  • Aspecto morfológico: directamente relacionado con la calidad, se conoce como aspecto morfológico a la capacidad del césped para recuperar su forma inicial tras las pisadas. Es importante que vuelva a su estado original.
  • Ruido: otro aspecto a valorar tiene que ver con el ruido cuando se pisa el césped. Lo ideal es que no haga ningún tipo de ruido cuando se pisa. De lo contrario, significa que el producto no es de buena calidad.
  • Textura: y, por último, la textura. Debe ser lo más suave posible al tacto. De este modo se puede caminar descalzo sobre él durante los meses de verano para aprovechar el buen tiempo.

loading...