El hecho de que una llave se rompa en el interior de la cerradura es muy habitual. Se trata de una situación que genera una gran angustia ya que, aunque se tenga otra llave, es imposible abrir la puerta hasta no extraer la llave rota. Pues bien, antes de pensar en romper la puerta y/o la cerradura, merece la pena saber que existen diferentes métodos sobre cómo extraer la llave rota en una cerradura.

Los mejores sistemas para extraer la llave rota en una cerradura

A continuación te contamos diferentes métodos de extracción que hemos descubierto gracias a https://cerrajerosbarcelonaya.com/.

Aceite y clip

Uno de los métodos más sencillos que existen para extraer la llave rota de la cerradura. Sólo necesitas aceite en spray y un clip.

Lo primero que debes hacer es aplicar un poco de aceite sobre la cerradura para que todo resulte más sencillo y la llave rota se extraiga más fácilmente. Luego, estira el clip y gira uno de sus extremos en 90º, formando así un ángulo recto. Por último, sólo te queda introducir el clip en alguna ranura de la llave que se haya quedado en el interior de la cerradura y tirar hacia fuera.

Tijeras

El método más sencillo para extraer una llave rita es con unas tijeras de punta fina. Ya que te resulta imposible entrar en casa, puedes pedírselas a un vecino; generalmente, todo el mundo tiene unas tijeras de este tipo en casa.

Una vez las tengas, debes introducir una de las puntas de la tijera en uno de los lados del cerrojo, de modo que puedas ir empujando hacia afuera e ir sacando el trozo de llave poco a poco.

Taladro

Otro método que funciona muy bien para solucionar una situación de este tipo es el del taladro; claro que si no se hace bien el riesgo de dañar la cerradura es muy alto. Por lo tanto, sólo te recomendamos este sistema si tienes una cierta experiencia con el taladro y el bricolaje en general.

Vas a necesitar unas tijeras de punta fina, un taladro y una broca de 1,5 mm. Lo primero es hacer un pequeño agujero al trozo de la llave que se ha quedado dentro de la cerradura. Luego, introduce la punta de las tijeras en el agujero y extrae el trozo poco a poco.

Imán

Si tienes un imán a mano, es la forma más sencilla de extraer la llave rota en una cerradura. Sólo tienes que colocarlo frente a ella y así la llave sale prácticamente sola.

Para evitar en la medida de lo posible una situación de este tipo, lo más recomendable es lubricar las cerraduras de vez en cuando. De esta manera consigues que la llave pueda girar de forma sencilla y así dure más tiempo, alargando la vida útil tanto de la cerradura como de la llave.

Si ninguno de estos métodos resulta efectivo, la única solución es llamar al cerrajero. No obstante, son sistemas que dan muy buen resultado en la gran mayoría de las puertas y cerraduras.