chimenea electrica

Ya en pleno otoño y con el invierno a la vuelta de la esquina, es el momento de pensar en el mejor sistema de climatización para casa. Pues bien, este año 2019 las chimeneas eléctricas se presentan como una de las mejores opciones disponibles gracias al amplio abanico de ventajas que presentan. Este tipo de chimeneas son muy decorativas ya que ofrecen el encanto y la magia de una llama, pero sin los inconvenientes de las chimeneas tradicionales: ni cenizas, ni humo, ni almacenamiento de madera… ¡Olvídate de todo ello!

Lo cierto es que las chimeneas otorgan a la vivienda un encanto de lo más especial y acogedor. Las llamas crean un ambiente muy “hogareño” que hace que te sientas realmente a gusto en casa. Claro que son muchas las personas que renuncian a las chimeneas por los gases CO2 que emiten, por el esfuerzo que supone tener que limpiar las cenizas… Pero con las chimeneas eléctricas no tienes que preocuparte de nada de ello. ¿Te convence la idea?

Es la mejor opción si lo que buscas es un buen aparato de calefacción eléctrico que aporte un calor suave y homogéneo, con el efecto visual de una llama.

¿Qué es una chimenea eléctrica?

La mayor virtud de las chimeneas eléctricas es que aportan exactamente el mismo efecto que las chimeneas de leña, con llamas ficticias y una gran potencia calorífica. Además, son más potentes que las chimeneas de bioetanol.

Si vives en una zona en la que los inviernos son templados, la chimenea eléctrica es el sistema de calefacción que necesitas para tu hogar. Si en cambio donde vives los inviernos son fríos, este tipo de chimenea es el mejor sistema complementario a la calefacción que puedes tener en el salón o en el dormitorio, por ejemplo.

Tal y como su propio nombre indica, la chimenea eléctrica solo necesita una toma de corriente para funcionar. No requiere de un conducto de evacuación de humos.

Elegir una chimenea eléctrica paso a paso

A continuación te hablamos de las mejores mejores comparativas de chimeneas eléctricas, explicándote cuáles son los factores que debes tener en cuenta para elegir el modelo que mejor se adapta a tus necesidades, y a las características de tu vivienda.

Modelo

Lo primero y más importante es elegir el modelo de chimenea que más te gusta. En el mercado puedes encontrar chimeneas eléctricas móviles y fijas.

Las móviles son más pequeñas y funcionan de manera autónoma. Por lo general, tienen un diseño muy similar al de una estufa. En cuanto a las fijas, se pueden colocar adosadas a la pared.

Si tienes una chimenea tradicional a la que no le das uso, puedes elegir un insert eléctrico, que se coloca empotrado en la chimenea existente. En el mercado hay un amplio abanico de modelos disponibles, algunos de los cuales incluso reproducen música.

Estética y seguridad

Si por algo son tan populares las chimeneas eléctricas es porque combinan de forma óptima estética y seguridad. No suponen ningún tipo de peligro para los niños y las mascotas ya que las llamas son ficticias. Además, estos aparatos tienen un sistema de seguridad térmico que detiene su funcionamiento en caso de sobrecalentamiento.

Potencia

En cuanto a la potencia, todo depende de las dimensiones de la estancia en la que vaya a ir instalada la chimenea eléctrica. 1 kW es suficiente para calentar 10 metros cuadrados. Por lo tanto, si vas a colocarla en un salón de 20 metros cuadrados, necesitarás un modelo cuya potencia sea como mínimo de 2.000 kW para no pasar frío.

¡Disfruta del encanto de un bonito fuego de forma limpia, cómoda y segura!