¿Cómo elegir las lámparas según el espacio y su uso?

por Rubèn

Una casa debe tener una iluminación adecuada para ser habitable. Un hogar con luz natural se disfruta mucho más que los que no la poseen, pero incluso el hogar más luminoso durante el día necesita estarlo también por la noche. Además, las lámparas son innegables elementos decorativos que pueden dar el toque final ideal a cualquier decoración que se elija. Pero, ¿cómo elegir la lámpara ideal? He aquí algunos consejos.

Una lámpara para cada estancia

Se debe tener en cuenta que, antes de tomar una decisión, es fundamental conocer el lugar donde se va a colocar la lámpara. Afortunadamente, existen portales como Lamparicas que tiene todo tipo de lámparas para cualquier estancia de la casa.

Los profesionales de esta prestigiosa tienda online recomiendan algunos consejos clave para tomar la mejor decisión: 

  • La iluminación natural de la zona: es primordial determinar si se va a iluminar una habitación que ya está oscura o un rincón que ya está bastante iluminado.
  • Hay que fijarse en la habitación que se tiene. Hay lámparas, sean del tipo que sean, que ocupan mucho espacio. Por lo tanto, es importante comprobar la zona antes de colocar nada.
  • Se debe estar atentos a los enchufes de la luz: si se quiere utilizar una lámpara de pie o de mesa, es fundamental que el espacio donde se colocará tenga enchufes. Cuando se instalen lámparas colgantes, debes prestar atención también a los enchufes porque la ubicación afectará su tamaño y forma.

El componente más importante es, sin duda, el tipo de bombilla. Una vez que los factores mencionados son obvios, se debe elegir el tipo de lámpara y la verdad es que hay numerosas posibilidades.

Tipos de lámparas

Lámparas de techo

Las lámparas de techo son la elección más adecuada si se toma en cuenta la belleza. Aunque hay lámparas que cuelgan del techo e incluso de iluminación empotrada, las lámparas colgantes son las más agradables estéticamente.

Sin duda, el estilo de decoración del hogar se verá reflejado en esta situación. Hay hermosas lámparas tradicionales como las de araña, lámparas de estructura metálica que van de maravilla con temas urbanos e industriales, o lámparas más sencillas

Lámparas de mesa

Son perfectas para iluminar zonas como pasillos, dormitorios (mesillas de noche) o incluso lugares concretos de un salón para crear espacios nuevos y específicos (por ejemplo, un rincón de lectura). También debe mencionarse que hay una gran diversidad de diseños, distinguiéndose por ser estupendos elementos de decoración.

Además, son ideales para utilizarse como fuente de luz de apoyo y contribuyen a crear zonas bien iluminadas para las tareas habituales.

Lámparas de pie

Estas lámparas tienen mucha más presencia, aunque su finalidad sea la misma que la de las anteriores. Dado que requieren un pie que ocupará más espacio que una lámpara de mesa, podrían ser mucho más apropiadas en habitaciones con más espacio.

Apliques o lámparas de pared

Son encubiertas y proporcionan una cantidad de luz equivalente a la de una bombilla de techo. Como solo se ilumina el perímetro, el efecto es diferente.

Funcionan bien en un salón grande, pero también quedan muy bien en un pasillo o incluso en un balcón. Aunque algunos modelos son capaces de producir tanta luz como una lámpara de techo, podemos referirnos a ellos como luminarias complementarias.

¿Combinar varios tipos de lámparas?

Afirman que la fuerza proviene de la unidad. Combinar varias de las soluciones de iluminación que hemos tratado anteriormente es una opción inteligente si se quiere que la casa esté bien iluminada.

Siempre debe tenerse en cuenta que, por ejemplo, en las habitaciones de tamaño estándar puede ser preferible utilizar tres fuentes de luz diferentes. Los espacios más pequeños podrían necesitar solo uno o dos focos, mientras que las habitaciones más grandes podrían necesitar más.

Debe fijarse en la intensidad de la luz. Es interesante la combinación de luces fuertes y débiles en esas fuentes de luz. Se debe tener presente el foco principal, y utilizarse las otras luces solo como iluminación complementaria para determinadas tareas. 

No dejes de visitar