decorar local comercial

Si tienes un local comercial, seguro que en algún momento te has preguntado cómo decorar una tienda. Pues bien, más allá de las modas y tendencias actuales, hay dos aspectos que son fundamentales tal y como nos comentan desde Edico, una empresa especialista en diseño y fabricación de mobiliario comercial. Por un lado, la decoración tanto interior como exterior del establecimiento debe reflejar de forma precisa la imagen de marca. Y, por otro lado, debe resultar una tienda cómoda, en la que los clientes y empleados se sientan a gusto..

Consejos sobre cómo decorar una tienda

Presta atención a los principales factores a considerar para decorar una tienda.

Decoración exterior

Lo primero y más importante es la decoración exterior. De ella depende en gran medida que los clientes se animen o no a entrar al interior del establecimiento. Aunque pueda parecer algo lógico, lo cierto es que son muchas las tiendas cuyo interior es espectacular pero pasan totalmente desapercibidas. El tiempo que tarda una persona en pasar por delante de un escaparate es de apenas 3 segundos, de modo que captar su atención de forma rápida es clave.

Para ello, puedes utilizar diferentes herramientas y técnicas: maceteros de tamaño grande, letreros luminosos de luces LED, música, etc.

Decoración interior

Color

A la hora de decidir la decoración interior de la tienda, el color de las paredes es un aspecto clave a considerar. Lo mejor es evitar aquellos tonos demasiado estimulantes, como los rojos y los amarillos. El blanco siempre es una opción segura por varios motivos: aporta sensación de limpieza y pureza, amplía visualmente el espacio y destaca los productos expuestos. Para evitar que el establecimiento dé sensación de frialdad, es importante combinar el blanco con elementos decorativos de color.

Mobiliario

El mobiliario es otro de los factores más importantes a la hora de decorar una tienda.

  • Mostrador: este es uno de los elementos más visibles en el interior del establecimiento. Es fundamental mostrar cercanía ante los clientes, de modo que el mostrador no debe convertirse en una especie de barrera entre los vendedores y los consumidores. Gracias a la evolución de las nuevas tecnologías, el espacio necesario para cobrar es cada vez menor. Así, poco a poco el mostrador tradicional está desapareciendo.
  • Otros: el resto de muebles depende en gran medida de cuál sea la actividad del comercio en cuestión. No tienen nada que ver las piezas de una tienda de productos de alimentación a granel con las de una tienda de moda infantil. En cualquier caso, los muebles deben combinar de forma precisa la estética y la funcionalidad.

Para elegir el mobiliario, hay que tener claras cuáles son los tres tipos de disposiciones que existen. Por un lado, la conocida como perimetral. Se conoce como tal a aquella en la que sólo se colocan piezas para exponer los productos en el perímetro del establecimiento, junto a la pared.

Por otro lado, la central, en la que solo hay mobiliario de exposición en el centro. Y, por último, la mixta, una combinación de las dos anteriores, y la más popular de todas para aprovechar al máximo el espacio.

Han llegado hasta aquí:

  • como decorar una tienda con publicidad