frio

Cuando apenas quedan unos días para que llegue el invierno, es el momento de conocer cuál es la mejor forma para aislar la casa del frío de manera eficiente. A continuación te explicamos cuáles son las medidas a adoptar. 

Persianas y cortinas

Durante la noche baja las persianas y corre las cortinas para evitar que entre el frío. Por el día, justo lo contrario para aprovechar al máximo la luz del sol. Recuerda que los rayos solares no son capaces de atravesar el vidrio, así que se convierten en calor radiante. Las persianas de aluminio baratas también son una buena opción.

Paredes

Cuando hablamos del aislamiento de la vivienda, las paredes son uno de los aspectos más importantes de todos. Una de las mejores formas para aislar la casa del frío en invierno es instalar aislamientos en las paredes de la casa. Si bien es cierto que se trata de una obra con un precio elevado, debes verlo como una inversión, y no como un gasto. ¿Por qué? Porque de esta manera puedes ahorrar hasta un 45% en calefacción en invierno. 

Por supuesto, debes analizar los puntos fuertes y débiles de cada una de las estancias de tu casa. Si en alguno de los muros exteriores hay grietas y/o huecos, debes saber que por muy pequeños que sean suponen tener una ventana abierta de manera constante. Son desperfectos muy comunes en las viviendas, y suponen una pérdida de entre un 15 y un 25 por ciento de calor. Por lo tanto, sellar todos los huecos y grietas de la vivienda puede hacer que ahorres mucho dinero en calefacción durante los meses de frío. 

Ventanas

Del mismo modo que las paredes, las ventanas también son esenciales para aislar la casa del frío de manera eficiente. Lo mejor es apostar por ventanas de PVC con doble acristalamiento y cámara de aire. Además, puedes instalar cenefas de porespán en los marcos de las ventanas ya que detienen en gran medida el paso del aire frío al interior de las habitaciones. Existen soluciones más económicas, como las barras de madera, pero son menos eficientes. 

Temperatura

¿Sabes cuál es la temperatura ideal en el interior del hogar durante el día en los meses de invierno? 20 grados centígrados. Si no dispones de termostato programable, el mejor lugar para colocar el termómetro y así controlar la temperatura es el salón. 

Debes saber que los muebles absorben parte del calor ambiente, así que lo mejor que puedes hacer es cerrar todas las puertas de aquellas habitaciones que no estés utilizando para evitar que se escape. Si tienes un sistema de calefacción central, también puedes apagar los radiadores de las estancias que no utilices. 

Sistema de calefacción

Como resulta lógico, debes asegurarte de que tu sistema de calefacción funciona de manera adecuada. Para ellos tienes que hacer una revisión al menos cada dos años. Una caldera o unos radiadores que no funcionan bien suponen una pérdida de energía importante, y el mayor consumo energético se traduce en más contaminación y más gasto en la factura. Mantener los filtros limpios es esencial.