Consejos claves para elegir cabeceros de cama

por Rubèn

El cabecero de la cama debe ser original y adecuado para el dormitorio. Además de tener en cuenta el color o el tamaño de la cama, el estilo decorativo determinará ese toque especial que vayas a transmitir. Dada su importancia y las ventajas que nos ofrecen los cabeceros, te explicamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir esta parte del mobiliario.

Los cabeceros de la cama son una parte más de los muebles del dormitorio, pero es evidente que transmiten gran parte de la personalidad de este. Por tanto, son un complemento de gran importancia, uno de los puntos focales a los que dirigimos la atención cuando entramos por primera vez en una habitación.

La importancia de poner cabeceros de cama

Después de todo, ¿por qué poner un cabecero de cama? Si vas a elegir un cabecero seguro que te haces esta pregunta. Aunque más adelante te hablamos de todas las ventajas que te ofrecen los cabezales, debes considerar la siguiente cuestión.

Los cabeceros de la cama tienen una función principalmente de protección, puesto que evitan que nos golpeemos la cabeza mientras dormimos y que ensuciemos la pared con el roce y el paso del tiempo.

Además, estas piezas de cama generan armonía visual en cuanto a la distribución de los objetos en el espacio. De manera que: colchón + base tapizada o canapé+ cabecero + mesitas de noche crean el equilibrio perfecto en decoración.

El Feng Shui respecto a los cabeceros

Si has leído en el mismo titular de un artículo la filosofía Feng Shui y los cabezales de cama es porque hay una historia tras ello.

La filosofía ancestral Feng Shui ya hablaba de cómo la distribución armónica de los objetos influye en la estabilidad mental de los individuos. Estos sabios ancestrales de origen chino buscaban el mejor modo de proporcionar estabilidad en el hogar y que esta se reflejara en sus habitantes en el consciente o en el inconsciente.

En líneas generales, de esta filosofía extraemos que los cabeceros de cama contribuyen a un mejor descanso y a una vida de pareja más óptima, pues estas piezas ayudan a que nos sintamos protegidos y estabilizados.

Ventajas de utilizar un cabecero para la cama

Estas son las principales ventajas de emplear un cabecero de cama en tu dormitorio:

  1. Aíslan y evitan el frío de la pared, así no perdemos calor por esta vía.
  2. Mantienen en buen estado la pared, ya que evitan el roce de las almohadas y del propio colchón, lo cual incrementa, a su vez, la vida útil del colchón.
  3. Son fundamentales para la decoración del dormitorio: Como hemos visto, los cabeceros son muy decorativos y suman armonía.
  4. Permiten acomodar la espalda: Si el cabero es acolchado será mucho más cómodo y podremos disfrutar de una lectura o ver la televisión

4 Claves para elegir cabeceros de cama para tu dormitorio

Te ayudamos a elegir el cabecero de la cama más adecuado para tu dormitorio en función de los siguientes criterios.

El estilo de decoración

Estilo glam, clásico, estilo nórdico… ¿Qué tipo de decoración para el dormitorio es la que más te gusta? El tipo de cabecero puede definir en gran medida la ambientación que proporciones al dormitorio, tanto si quieres que este elemento sea el elemento protagonista como si no.

El color del cabecero

Al empezar a decorar un dormitorio una de las dudas más frecuentes es elegir los colores de los muebles y de los componentes textiles. En este sentido, elegir un cabecero blanco ayuda a que la habitación tenga mayor sensación de amplitud, pero si escogemos un cabecero de cama de color oscuro le daremos mayor profundidad.

Sea cual sea el color que elijas, recuerda no emplear más de tres colores en toda la habitación.

El tipo de material

Los cabeceros tapizados de tela son los más empleados, puesto que son los cabeceros más baratos, muy fáciles de limpiar, duraderos y combinables. No obstante, hay otros materiales que te pueden interesar:

  • Cabeceros de madera
  • Cabeceros de materiales vegetales: rattan, mimbre, bambú, rafia…
  • Cabeceros de obra
  • De forja

Recuerda que un buen recurso es emplear una lámina de vinilo para la pared, una opción que ejercerá el rol del cabecero desde su aspecto más decorativo. ¡Te sorprenderá!

El tamaño que debe tener un cabecero

La altura y el ancho del cabecero de cama puede ser un quebradero de cabeza, pues tiene que encajar con la cama.

¿Cómo escoger el ancho de los cabeceros de cama?

En primer lugar, hay que tener en cuenta si se trata de un colchón individual o de un colchón de matrimonio. Los primeros tienen medidas de 80, 90 o 105 cm los más habituales, pero los de matrimonio pueden oscilar entre 135 y 200 cm.

Para seleccionar el ancho adecuado del cabecero hay que dejar unos 5 cm de margen a cada lado de la cama.

¿Cómo escoger el alto de los cabeceros de cama?

La altura es otra cuestión aparte que depende de un criterio estético y de funcionalidad. Si tan solo queremos elegir un cabecero para evitar roces en la pared, un cabecero de cama bajo te bastará, pero si quieres apoyar en él toda tu espalda te vendrá bien más de 50 cm de parte visible.

Ahora que ya conoces todos los factores relevantes para elegir un cabezal para tu dormitorio esperamos que aciertes en tu decisión y que este te ayude a sentirte mejor en tu día a día.

No dejes de visitar