La decoración mediterránea es una de las alternativas más eficaces para darle a tu hogar una pincelada distinta. Si eres amante de la decoración en Marbella, no dejes de consultar cuáles son las características de esta forma de convertir cualquier estancia en un espacio mucho más personal.

¿Por qué la decoración mediterránea es la mejor alternativa para tu casa?

Básicamente, porque si tienes una propiedad cerca del mar homónimo es la mejor manera de aprovechar al máximo su luz y sus colores. Suele decirse que las personas que nacen en el Mediterráneo, como diría Serrat, tienen una forma muy específica de vivir la vida. Trasladar estos conceptos a las paredes de tu casa es siempre positivo. Entre las características más importantes de esta tendencia podríamos destacar las siguientes.

La importancia del color

La gama cromática a utilizar intenta representar los colores de lugares tan mágicos como las Baleares o la costa italiana, por citar dos ejemplos. Juega con el blanco, el azul intenso, los marrones, los ocres y los rojos para conseguir el efecto que buscas.

Un mobiliario sencillo y minimalista

Aunque los muebles que elijas pueden estar pintados en los colores arriba mencionados, evita lo barroco y apuesta por las líneas más básicas. A mayor sencillez, mayor éxito y mejor aprovechamiento del espacio.

Tejidos naturales y translúcidos

Usa las cortinas casi como filtro de iluminación en combinación con el color del resto del mobiliario o de las paredes. En lo que respecta a los tejidos usados para cojines, fundas de sofá y similares, los de fibra natural te permitirán disfrutar de una sensación mucho más agradable evitando las consecuencias del calor.

Materiales básicos

El barro, la madera, el hierro forjado o la cerámica son imprescindibles. Ten siempre en mente una elegante casa de pescadores en la que no falta de nada, pero que no quiere perder su esencia o desentonar, por demasiada modernidad o aburrido clasicismo, con el entorno.

Pinceladas marineras

Puede ser una serie de cuadros, algún elemento que recuerde al mar o lo que prefieras, pero debes dejar que el Mediterráneo no se quede fuera de tu casa. No dejes de disfrutar de su belleza cuando estés en tu casa.

Plantas, hierbas aromáticas y flores

La terraza, un balcón o cada ventana son lugares ideales para poder colocarlas. Que cada vez que salgas al aire libre te reciba su fragancia y que su color termine por alegrarte el día.

Como has comprobado, esta tendencia de decoración en Marbella es siempre perfecta para conseguir el loable objetivo de disfrutar al máximo de la luz natural, de los colores y de una nueva forma de romper la barrera entre tu casa y el mar. Solo así lograrás convertir tu hogar en un gran lienzo donde crees un cuadro lleno de matices que, sin caer en la estridencia, te permitan sentirte a gusto en un espacio tan acogedor como acorde con el entorno. Notarás la diferencia desde el primer momento.