Cesto de ducha: la mejor opción para organizar y optimizar el espacio del baño

por Rubèn
cesto de ducha

¿Estás cansado de tener un almacenaje en el baño torpe y antiestético? ¿Buscas una forma eficaz de organizar la ducha sin realizar obras ni dañar las paredes? Ha llegado el momento de invertir en un cesto de ducha

Este práctico accesorio de baño es perfecto para tener tu champú, gel, mascarilla o esponja al alcance de la mano. Y lo mejor de todo, sin ocupar demasiado espacio ni dañar paredes ni azulejos.. 

En el mercado existen varios modelos. Una tienda online con una amplia gama de cestos de ducha y accesorios de baño con muy buenos precios es Nadi Collection.

En este rinconcito de internet dedicado a dar un nuevo aire a tu baño, también puedes encontrar un cesto de ducha doble, con el objetivo de ganar aún más espacio de almacenamiento para que tu cuarto de baño sea un espacio limpio y ordenado. En este artículo te vamos a mostrar algunas de las ventajas de utilizar un cesto de ducha y explicaremos cómo puede ayudarte a optimizar tu cuarto de baño.

Una alternativa asequible a los accesorios de pared

Una de las principales ventajas de un cesto de ducha es que puede instalarse fácilmente, sin herramientas y sin tener que realizar agujeros en las paredes. A diferencia de las estanterías de ducha montadas en la pared, que requieren taladros que pueden dañar los azulejos o soportes adhesivos poco fiables, estos cestos simplemente  se cuelgan del grifo de ducha y ya están listos para utilizar. Por su diseño son aptos para la mayoría de grifos del mercado. 

Estos innovadores organizadores están disponibles en varios estilos y están diseñados para soportar bastante peso sin riesgo, porque puedes utilizarlo tanto para colocar envases pequeños como grandes.

Los más resistentes son los cestos de ducha de acero inoxidable. Los puedes encontrar en color negro mate, cromado o blanco mate.

Solución adaptable y personalizable

El cesto de ducha está disponible en una gran variedad de materiales, tamaños y estilos. Esto los convierte en una forma estupenda de organizar todo tipo de artículos de aseo y accesorios. Desde champús y jabones corporales hasta maquinillas de afeitar, elementos de limpieza y otros accesorios de spa, hay una opción que se adapta a cualquier cuarto de baño. 

Además del cesto de ducha tradicional, también hay opciones de cesto para mampara. Como su propio nombre indica, se cuelgan directamente de la mampara. Estos cestos cuentan con protectores de goma para no dañar la mampara.

Una buena opción, si dispones de espacio, es utilizar una combinación de ambos accesorios. Esta versatilidad permite que el organizador sea totalmente personalizable, lo que facilita mantener el almacenamiento del baño organizado y libre de desorden.

Ahorro de espacio y estilo

Una gran ventaja de los cestos de ducha es que ahorran muchísimo espacio. Como se pueden instalar colocándolo directamente del grifo, no ocupan un espacio valioso ni hacen que la zona parezca estrecha y apretada. 

Además, los diseños limpios y contemporáneos de muchos cestos de ducha complementan la decoración de los cuartos de baño más modernos, lo que las convierte en una opción estupenda para quienes quieren actualizar su cuarto de baño sin tener que afrontar el coste de una remodelación completa.

¿Por qué comprar un cesto de ducha?

Un cesto de ducha es un accesorio esencial para mantener tu baño organizado y funcional. Ofrece un espacio conveniente para guardar productos de higiene personal, evitando desorden en el área de la ducha. 

Evitando el desorden en la ducha, también evitarás posibles accidentes y resbalones.

Ayuda a prolongar la vida útil de tus productos al mantenerlos secos y ventilados, previniendo la acumulación de humedad y moho. Además, facilita el acceso a tus artículos de baño, haciendo que tu rutina de ducha sea más eficiente y práctica. 

Con diferentes estilos y materiales disponibles, puedes encontrar uno que se adapte perfectamente a tus necesidades y estilo de decoración.

Otro punto a favor es que no tienen un coste excesivo. Sus precios pueden oscilar desde los 20 hasta los 50€, dándonos así un buen rango donde elegir.

Resumen de ideas

Mientras que los métodos tradicionales de organización del cuarto de baño, como las baldas de ducha y los soportes adhesivos, pueden dañar los azulejos del cuarto de baño o ser poco efectivos, un cesto de ducha es una opción fácil y asequible para ahorrar espacio y mantener los artículos de aseo bien organizados. 

Como hemos visto, los organizadores como los cestos de ducha son un accesorio práctico y valioso que puede ayudar a optimizar el almacenamiento del cuarto de baño. Tanto si buscas agilizar la limpieza en el baño con un espacio libre de desorden como si sólo necesitas un lugar práctico para guardar objetos, un cesto de ducha es una forma estupenda de añadir funcionalidad sin perder de vista el estilo.

No dejes de visitar