Son muchas las casas unifamiliares que cuentan con un porche. Pues bien, cerrarlo es una excelente opción para poder disfrutar de este espacio durante todo el año, no solo en verano. Además, gracias al cerramiento de un porche mejora de forma notable la eficiencia energética de la vivienda, maximizando el rendimiento del aire acondicionado o de la calefacción. Ahora bien, ¿qué técnicas existen para el cerramiento de porches?

Las mejores técnicas para el cerramiento de porches: ventanas y cubiertas

Acristalamiento del porche

Esta es una de las obras más demandadas por parte de los particulares. Se trata de acristalar el porche con vidrio, de modo que la visibilidad no se ve reducida pero mejora el confort térmico. También existe la opción del conocido como cerramiento panorámico, muy similar al acristalamiento, pero aumentando la sensación de espacio mediante la colocación de una serie de paneles de cristal.

Cerramiento móvil

Actualmente, son muchas las personas que apuestan por el cerramiento móvil para mejorar la utilidad del porche. A diferencia del acristalamiento, no requiere de obras. Se trata simplemente de delimitar el espacio con una serie de ventanas correderas y paneles de aluminio. El sistema es desmontable, por lo que puedes disfrutar de un espacio interior estupendo en invierno y de un espacio exterior en verano. 

Cubierta motorizada

Seguro que durante los meses de calor te apetece disfrutar del aire libre en casa. Pues bien, puedes hacerlo gracias a la cubierta motorizada para porches. Se trata de un techo móvil que funciona a través de un motor, el cual permite la apertura y el cerramiento del mismo. Así, durante el verano puedes abrir el techo y tomar el sol en tu porche. 

Ventana plegable

Otra de las técnicas más utilizadas es la ventana plegable. Se trata de una estructura instalada en el porche y que puedes tener abierta o cerrada, según lo que necesites en cada momento. Su instalación es muy fácil y rápida y, además, no requiere de un presupuesto muy elevado. Tienes diferentes opciones para elegir el marco de la ventana, siendo las más empleadas el aluminio y la madera. 

Cortinas de cristal

Si nunca has oído hablar de las cortinas de cristal para el cerramiento de porches, debes saber que es una de las mejores alternativas que se plantean a día de hoy. Son placas de cristal templado que no tienen ningún tipo de borde, de forma que cuando está cerrado únicamente se ve el cristal. Una vez lo abres, puedes disfrutar de un espacio exterior totalmente libre. Se trata de un sistema móvil, sin ninguna parte fija. 

Además, las cortinas de cristal incorporan en la gran mayoría de los casos diferentes sistemas para aumentar la seguridad de la vivienda, al tiempo que mejoran la eficiencia energética.

Como puedes comprobar, tienes un amplio abanico de opciones a la hora de cerrar el porche. Teniendo en cuenta las características y ventajas de cada sistema, es el momento de que valores cuál es tu presupuesto y cuáles son tus necesidades para dar con el más adecuado.