aspiradoras

La aspiradora es, a todas luces, uno de los inventos más revolucionarios del siglo XX. Lo ha sido porque es de esos inventos que está presente prácticamente cada día en nuestras vidas y llega para hacer de ella algo más sencillo. Es por ello que a continuación queremos hacer un repaso de la historia de esta maravillosa herramienta y su evolución. En lo que tiene más que ver con el presente, queremos decirte que en https://comprarlasmejores.com/aspiradoras/ podrás encontrar comparativas de diferentes modelos para encontrar el que más te convenga según tus propios intereses y necesidades.

Historia de la aspirador y su evolución

Si bien es cierto que podríamos encontrar aparatos que realizaban las mismas funciones que la aspiradora en la era anterior a la electricidad, nos centraremos en un recorrido a partir de los primeros modelos que empleaban dicha fuente de energía. Ya en aquella época se hacían modelos específicos para tela que como en la actualidad, se recomienda usarlas en alfombras. Así, hay que decir que la primera aspiradora de motor eléctrico que realmente resultó funcional se inventó en Ohio. Su creador fue Murray Splenger que obtuvo la patente en 1908 junto con William B. Hoover, quien fundó la Hoover Company. 

Esta marca de aspiradoras todavía en la actualidad realiza algunos de los modelos de mayor calidad y puede presumir de ser la primera marca de aspiradoras y en gran parte la que desde el principio ha servido a las demás como reflejo. Sin embargo, este primer prototipo era muy aparatoso y de hecho necesitaba de dos personas para ponerse en marcha. Es por ello que no fue destinado a los espacios domésticos sino que se reservó para espacios industriales y de negocios como teatros, fábricas, etc. 

Hay que decir que, sin embargo, hubo un hecho que contribuyó a expandir notablemente el uso de la aspiradora y fue un hecho que tuvo que ver con la higiene. En efecto, durante la Primera Guerra Mundial, en Londres se ordenó emplear las aspiradoras para eliminar toda la suciedad que se acumulaba  en el suelo de los espacios donde esperaban los enfermos de tifus pensando que era el ambiente el que los propagaba. Así, se sacaron varios camiones de suciedad y polvo y la epidemia remitió. Podemos decir que este hecho fue el que consolidó a la aspiradora como una máquina ideal para traer beneficios de salud pública además de en cualquier hogar.

Introducción en los hogares

Fue a partir de la década de 1920 cuanto empezaron a introducirse las aspiradoras en los hogares, preferentemente en Estados Unidos. El factor que produjo la progresiva introducción de ellas en los hogares fue precisamente el de que redujeran poco a poco su tamaño. Los modelos fueron perfeccionándose poco a poco hasta la década de los 70 haciéndolos cada vez más ligeros y con más potencia, lo que les volvió poco a poco en aparatos realmente funcionales para los hogares.

En la década de los 70 fue cuando se dio un nuevo paso en la evolución de las aspiradoras. En concreto, este vino con la introducción del concepto robot – aspirador, que podía hacer de forma automática las funciones de una aspiradora. Esto las situó a otro nivel y fue de hecho un precedente que estimuló toda una época haciendo ver el servicio que la robótica podría hacer para el futuro de los hogares. Sin embargo, dichos robots no eran capaces de acceder a los rincones ni resultaban eficientes en su recorrido ni en su aspirado.

Las aspiradoras en el siglo XXI

Podemos decir que, aunque nosotros mismos estamos viviendo una revolución en el mundo de la tecnología y, por lo mismo, muchas veces no somos conscientes, eso no quiere decir que sea muy relevante para el futuro. En efecto, el mayor avance de las aspiradoras ha venido produciéndose desde el año 2000 gracias a avances complementarios en nuevas tecnologías y desarrollos vinculados a la electrónica que las han llevado a un nivel muy difícil de imaginar previamente.

Fue, por ejemplo, a partir del año 2000 cuando apareció el primer modelo de aspiradora sin cable. También han avanzado mucho en el aspecto del ruido que generaban, reduciendo considerablemente la cantidad de decibelos que producían. Igualmente, se han producido avances en términos de potencia y de calidad del aspirado. Desarrollos como los filtros HEPA, ideales para atrapar hasta el 99,97% de las partículas, o los filtros de agua son avances notorios en un electrodoméstico que puede cumplir un gran servicio para la limpieza y la salud de cualquier espacio y las personas que lo habitan.

Naturalmente, también ha habido evolución en la automatización del funcionamiento de las aspiradoras y los robots automáticos. Por último, tampoco se puede pasar por alto uno de los inventos más interesantes y exitosos de la actualidad, las aspiradoras escoba, que pueden hacer la función de una escoba eléctrica y ayudarnos a una limpieza cómoda para nuestro día a día.