La madera es un material indispensable dentro de las tendencias en decoración de los últimos años. Las piezas de madera no solo combinan con casi todo sino que aportan calidez al hogar. De entre todos los elementos decorativos, destacan las cajas de madera

que, además de prácticas, son un producto de lo más demandado.

La madera es un material modesto pero increíblemente versátil. Sus usos y aplicaciones son casi infinitos y, por eso, los artículos y muebles de madera tienen cabida en nuestras casas desde que podemos recordarlo. Y, aún así, nunca pasan de moda. Los estilos decorativos nórdico, japonés o rústico, entre otros, tienen mucho éxito hoy en día y utilizan como base la madera. ¿Por qué es tan valorada en decoración?  

Madera es sinónimo de acogedor

No hay un material que aporte más calidez que la madera y todos queremos que nuestro hogar sea un lugar acogedor. Su textura y color nos acerca a la naturaleza, a las cosas más sencillas y nos transmite paz.

Resistente y atemporal

La madera va ganando valor con el paso de los años, envejece mejor que ningún otro material. Perdura en el tiempo, es resistente y fuerte por lo que, si es de calidad, puede acompañarte durante muchos años. Tus cajas y artículos de madera son una  inversión con la que saldrás ganando.

Natural y reciclable

Uno de los grandes beneficios de la madera es que es un producto natural, biodegradable y que no contamina. De esta forma somos respetuosos con la naturaleza y, al mismo tiempo, nos aporta bienestar y contribuye a llenar de armonía a nuestros hogares. Además, podemos reciclar los artículos de madera para darles otros usos, una segunda vida. ¿Te regalan una botella en una caja de madera? ¡Conviértela en un joyero! Seguro que, a parte de trabajar tu creatividad, dotas de personalidad a tu vivienda.

Cajas de madera, el artículo estrella

De un tiempo a esta parte las cajas de madera se han convertido en una joya. Son cajas de fruta que vemos en eventos, decorando rincones en nuestros hogares, sirviendo de almacenaje en comercios, como stands… Sus acabados son muy variados: las hay barnizadas, envejecidas, pintadas de blanco o sin tratar, y además son ideales para jugar con la imaginación y realizar manualidades. ¡Estas cajas de fruta permiten crear incluso mobiliario! Precisamente su éxito reside en la cantidad de usos que se le pueden dar y, definitivamente, han venido para quedarse.