botellas

En una casa hay herramientas, utensilios y electrodomésticos que son indispensables para vivir de forma más cómoda y agradable. No obstante, también existen dos elementos que, si bien no son muy tomados en cuenta, deberían estar en todos los hogares porque no solo harán tu vida más fácil, sino que además, sirven como un elemento decorativo bastante elegante.

¿Por qué tener un botellero en casa?

Anteriormente los botelleros eran accesorios poco importantes en las casas, no todo el mundo se animaba a instalar uno de estos estantes en algún espacio de sus viviendas. 

Sin embargo, desde hace algún tiempo se han vuelto muy populares y ya más de una persona ha colocado uno de estos en el salón o cocina de su casa.

Probablemente, tú los has visto al ir de visita a alguna casa. Lo cierto es que adquirir botellero podría decirse que es imprescindible si queremos decorar nuestra casa con toques lujosos y elegantes, y por supuesto, si somos amantes del buen licor. 

Muchos usan este tipo de estantes para guardar las botellas de vino o champán más especiales, como un elemento adicional para decorar, y claro, estando a la espera de una fecha especial para disparar su corcho. 

Y con razones más que suficiente, pues los botelleros más allá de servir para darle un toque diferente a un espacio de la casa, su uso se da para almacenar de forma segura diferentes botellas de alcohol, que en muchos casos, suelen ser bastante costosas. 

Esto hace que no tengamos dolores de la cabeza a la hora de encontrar algunas de nuestras botellas y que todo se mantenga en orden. 

Todo ahorrador y amante del vino debe tener uno

Estos estantes nos ayudan a ahorrar espacio, bien sea en la cocina o en el salón de nuestro hogar, a diferencia de cuando colocamos las botellas de vino en un rincón, algo que no muestra el aprecio por esta bebida.

Lo mejor de todo es que para tener un botellero en tu casa no tendrás que hacer una gran inversión, ya que de forma online podemos adquirir diferentes modelos de botelleros a un precio bastante asequible.  

Cabe añadir que estos estantes para botellas de vino son elaborados con diferentes materiales, aunque los más populares son los de madera y los de acero. 

En caso de que ya estés pensando en adquirir uno, te recomendamos los de madera, no solo porque su aspecto es bastante atractivo, sino que también tienen un precio más asequible que los de acero. 

Y si tienes el botellero no te olvides de los sacacorchos

Así como es importante tener un botellero en casa, también es necesario contar siempre con uno o varios sacacorchos para abrir nuestras botellas de vino. 

Todo amante del vino sabrá que no solo se pueden degustar los atributos del sabor del vino, sino que en el momento de abrir la botella, también podemos saborear los diferentes matices y todas las características que su primer olor tiene para ofrecer. 

Y claro, es ahí donde los sacacorchos entran en acción, así que no puedes darte el lujo de no tener un buen sacacorchos en casa. Además, uno de éstos, será sinónimo de buen gusto y distinción, sin mencionar que será simplemente imprescindible para los verdaderos amantes del vino. 

Este instrumento es muy útil, sin él podríamos pasar mucho tiempo tratando de abrir una botella, lo cual nos puede llevar a vivir un momento vergonzoso. 

Además, que intentar abrir un vino de una forma diferente puede ser algo incluso peligroso, debido a que existe el riesgo de que la botella se rompa, cosa que nunca pasará con un sacacorchos. 

El sacacorchos más común es aquel que posee una hélice de metal que tiene forma de punta al final, la cual introducimos en el corcho de la botella que deseamos abrir. 

Éste es el modelo tradicional, sin embargo, con el paso del tiempo fueron creados los sacacorchos eléctricos, que son los más comprados en la actualidad porque facilitan aún más el trabajo a las personas, ya que prácticamente no se tiene que hacer ningún esfuerzo a la hora de destapar la botella de vino.