Algunos consejos para hacer más fácil tu mudanza en Alicante

por Antoni

No cabe duda de que el hecho de llevar a cabo una mudanza puede llegar a ser muy estresante y agotador. Dado que somos muy conscientes de ello, hemos recopilado algunos consejos para que tu próximo cambio de domicilio sea lo más liviano posible.

Comienza por organizarte

Indudablemente, antes de proceder a llamar a una empresas de mudanzas en alicante tienes que pararte a reflexionar acerca de cómo vas a efectuar el traslado de tus enseres, sobre lo que vas a necesitar a la hora de llevarlo a cabo y la forma en la que vas a embalarlos y, lo más importante, cuál es tu presupuesto para hacer la mudanza.

De esta forma, dejarás menos margen a la improvisación y lograrás la máxima eficiencia, tanto en lo económico como en el tiempo que dediques a la hora de llevar tus muebles y demás objetos desde tu vieja a tu nueva casa.

¿Realmente necesitas todo lo que tienes?

Una parte importante de la reflexión inicial que acabamos de sugerir pasa por plantearse si realmente necesitas todo lo que tienes en casa, dado que es muy frecuente que a lo largo de los años vayamos acumulando un sinfín de objetos que nunca utilizamos y posiblemente no vayamos a necesitar.

En este sentido, es conveniente tener en cuenta que hay multitud de organizaciones benéficas a las que puedes donar esa ropa que no usas, los muebles que ya no quieres e incluso algunos electrodomésticos estropeados, pues hay algunas que se encargan de arreglarlos antes de hacerlos llegar a sus próximos propietarios.

Además, hay ocasiones en las que esas organizaciones benéficas disponen de su propio servicio de transporte, por lo que basta con contactar con ellas para que vengan a tu casa a recoger lo que vayas a donar. De esta forma, no sólo ahorrarás en el transporte de enseres, sino que también ayudarás a quienes más lo necesitan.

No vacíes todos los cajones

Una vez que hayas hecho la limpieza general que implica nuestra recomendación anterior y cuando te dispongas a embalar todo lo que vas a trasladar, puedes dejar la ropa y los objetos menos pesados dentro de los cajones en los que los tengas guardados

Obviamente, ello supone que los muebles pesarán más y que será más difícil moverlos, pero también un ahorro en cajas y que vas a tener tus posesiones localizadas una vez que estés en tu nueva casa. Además siempre existe la opción de trasladar los cajones por separado de los muebles, así que plantéate esta posibilidad si quieres ahorrar tiempo y espacio.

Pon las cosas blandas en bolsas de basura

Aunque nuestra tendencia siempre sea la de usar cajas, utilizar bolsas de basura para trasladar los objetos blandos (como cojines, ropa de cama, etc…) es una excelente idea, ya que con ellas es posible rellenar los huecos que quedan en el camión de mudanza y se posibilita cierto ahorro en el transporte.

Pinta tu nueva casa antes de mudarte

Si tienes pensado dar una mano de pintura al que será tu nuevo hogar, lo mejor es hacerlo antes de que hayas trasladado tus cosas.

De esta forma, evitarás tener que trasladar los muebles para poder pintar detrás de ellos y verás el trabajo terminado mucho antes de lo que lo harías si ya estuvieran allí todos tus enseres.

Infórmate bien antes de contratar los servicios

Cambiar de casa implica tener que dar de alta internet y el resto de servicios que son necesarios en nuestro día a día, por lo que es una oportunidad para poder encontrar los mejores precios en la provisión de luz, agua, gas o calefacción.

Así que no lo dudes e infórmate bien antes de contratar esos servicios porque es muy posible que ello te reporte un importante ahorro. Para hacerlo, puedes utilizar los comparadores que hay en internet y, además de obtener los mejores precios, podrás ahorrar tiempo en la búsqueda del servicio que vayas a contratar.

No dejes de visitar