Las alfombras más divertidas para sorprender a tus hijos

por Antoni

No todas las alfombras son iguales. Si queremos ofrecer a nuestros pequeños un lugar seguro para que jueguen, un tapiz persa no es buena elección. Será mucho más apropiado emplear alfombras infantiles pues estas están adaptadas a las necesidades de los niños.

Estas presentan un acabado impecable. No tendrás que preocuparte de hilos sueltos o rasgaduras. La pieza durará mucho tiempo sin importar cuánto se le exija. Tirones, agarrones, pellizcos… Una alfombra orientada al público infantil se sobrepone a todas estas agresiones.

Además de su robusta calidad, resultan muy económicas. Su objetivo no es decorar la casa con los patrones más delicados sino ayudar a que tu hijo desarrolle sus habilidades psicomotrices. Los menores sacarán todo su potencial a relucir gracias a las alfombras con motivos didácticos. Formas, colores, números, letras, animales… El pequeño aprenderá mientras se lo pasa en grande. El aporte psicopedagógico del mobiliario hogareño destacará gracias a este sencillo complemento.

No todo es aprender, también hay espacios para la diversión

No obstante, no todos los modelos se centran en enseñar. Hay algunos que prefieren ofrecer un suplemento a los juegos habituales del niño. Uno de los más recurrentes representa un plano urbano con calles, pasos de peatones, carreteras, aceras y edificios. Solo se necesita un coche de juguete para disfrutar de horas de diversión. Tu hijo podrá hacer circular su vehículo por la ciudad y espolear su imaginación a nuevos niveles.

Los tapices con temática espacial también están de moda. No hay nada que fascine más a los jovencitos que las naves espaciales, los planetas, las estrellas y los alienígenas. Los niños desarrollarán su propias aventuras con el fondo estrellado y solo necesitarán algún objeto adicional para que sus odiseas extraterrestres cobren vida. ¡Se lo pasarán pipa!

Pasar un buen rato es muy importante. El divertimiento de los menores no puede depender indefinidamente de la atención de los padres. El téxtil que nos atañe puede ser un buen catalizador para que el niño desarrolle su independencia. Sumergirse en sus pasiones gracias a una moqueta decorada hecha en especial para él será muy beneficioso. Las alfombras para niños suelen recoger motivos alegres, bucólicos o inspiradores que evocarán sentimientos positivos en ellos mientras exploran y desarrollan su personalidad.

Los gustos también hay que tenerlos en cuenta

En algunos casos los gustos ya están marcados desde temprana edad. No es raro que los niños sean seguidores de algún personaje de fantasía o disfruten con los dibujos animados más demandados del momento. Es habitual encontrar en el mercado alfombras infantiles que cubran esta necesidad. Localizarás desde moquetas con los personajes del afamado videojuego ROBLOX hasta aquellas que muestran a los minions de GRU: Mi villano favorito, un clásico imperecedero de la animación infantil.

La variedad existente es ingente pero todos estos modelos tienen algo en común: harán que tu hijo o hija esté más cómodo en su espacio de juego habitual. Esta pieza aislará el frío suelo en invierno y al mismo tiempo permitirá ir descalzo por la habitación en los momentos más sofocantes del verano.

Las alfombras infantiles son un complemento perfecto para la habitación de los pequeños. Solo aportarán puntos positivos a sus vidas. No dudes ni por un momento en hacerte con una.

No dejes de visitar