7 cosas que las personas con casas limpias hacen todos los días

por Gemma
productos de limpieza

Llega el fin de semana y tu peor pesadilla se hace realidad, la casa sucia, posiblemente porque has estado toda la semana trabajando o simplemente porque no has tenido tiempo de limpiarla durante la semana, y tendrás visita de algunos conocidos en casa,  ¿qué haces, los dejas pasar pero pones una excusa para que no entren al baño?¿O te pones colorado, verde y morado, y les dejas usar el baño? Difícil decisión, de una u otra forma seguro que no vuelven…

Pues bien, toma nota de estos pequeños hábitos que puedes llevar a cabo para llegar al fin de semana con la casa limpia o para que puedas dejar entrar en tu casa a esas visitas inesperadas, que créeme ¡pasa más a menudo de lo que imaginas!  sin ponerte colorado de la vergüenza. Avisarte que, eso sí,  se necesita trabajo y preparación diarios para mantener tu casa en un estado de constante de perfección y poder recibir visitas inesperadas a cualquier hora o día de la semana.

Sigue leyendo para descubrir los siete hábitos que las personas con casas limpias hacen todos los días y cómo puedes adoptarlos para salir de la zona de desastre en la que has estado viviendo.

productos de limpieza

1-Hacer la cama

Nada más levantarse hacen la cama, no hay excusa que valga como la popular leyenda urbana que los ácaros se quedarán en tu cama si la haces nada más levantarte y ventilas la habitación con la cama hecha, ¡eso son excusas de vagos! No te engañes, las sábanas o el edredón hay que sacudirlos para hacer la cama bien y si ventilas a la vez que haces la cama se consigue el mismo efecto, ¡te lo aseguro! Hay que obligarse a hacer la cama antes de salir de casa por la mañana. Si tienes prisa, por lo menos, tira del edredón hacia las almohadas y alísalo para crear la apariencia de una cama hecha. Con este simple gesto,  ya se crea una sensación y apariencia  de orden en el dormitorio, y si se hace todos los días se convierte en un hábito. En mi casa todos lo hacemos, y tengo dos niños pequeños, mi abuela me enseño de pequeña que no había que salir de casa sin hacer la cama, porque aunque una casa no esté limpia, si por lo menos está ordenada, crea una apariencia de limpieza.

2-Vaciar el lavavajillas por la mañana

Si ponemos el por la noche, después de la cena, nunca hay que dejar la vajilla en el fregadero ¡a menos que quieras tener un criadero de cucarachas en tu casa! Vaciar el lavavajillas y prepararse para afrontar el día. Hacer esto por las mañanas sienta las bases de una rutina de limpieza y orden en la cocina, y evitará que los platos te esperen con restos de comida secos, difíciles de quitar y muy olorosos en el fregadero durante todo el día.

3-Poner la lavadora todos los días o de forma regular

Meter la ropa sucia en el cesto destinado para ello todas las noche, evitará que la ropa esté por el suelo de la casa o del baño, si te cuesta, plantéate un tiro al cesto para poner a prueba tu puntería, conviértelo en algo divertido. Lavar la ropa con un horario regular, ya sea todas las noches o en días concretos, evitará que la cesta de la ropa sucia se vuelva abrumadora y apestosa. Porque seamos sinceros ¡los calcetines y la ropa interior huelen!

4-Organizar las cosas y no acumular basura

Cuando cada cosa tiene su lugar, es más fácil mantener el orden. Utiliza cajas, cestas, organizadores, estanterías, etc.  en la casa para acotar tus cosas a un lugar concreto. Sacar la basura todas las noches, te obligará a tirar lo que no necesitas, los cartones, plásticos  y botellas vacíos no estarán por en medio molestando y causando un aspecto de suciedad. Intenta eso sí, llenar la bolsa de basura o dejarlo para la noche siguiente si está medio llena.

5-Mantener la cocina limpia

Para mantener el desorden a raya, hay que ir limpiando a medida que avanza. La cocina suele ser el lugar más caótico de la casa, porque se usa mucho, y hay que optimizar el tiempo mientras se cocina. Personalmente soy de las que pienso que no es más limpio el que más limpia,  sino el que menos mancha,  y esto lo aplico mientras cocino. Si limpias o guardas en el lavavajillas los cacharros que hayas ido utilizando para elaborar la cena, mientras se está cocinando en el horno, por ejemplo, la mayor parte del trabajo lo realizarás en el momento en que sirvas la cena. Y después sólo te faltará meter la vajilla en el lavavajillas.

6-Planificar el día la noche anterior

Si organizas y elijes la ropa para el día siguiente la noche anterior, tendrás algo más de tiempo por la mañana para organizar la casa antes de irte al trabajo o llevar los niños al colegio. Optimizar el tiempo es fundamental.

7-Revisar que tengas todos los utensilios y productos de limpieza en casa

Si dejas la limpieza “profunda” para el último momento, es bueno que revises que tengas todos los utensilios y productos de limpieza durante la semana, para que no te falte ninguno cuando te pongas a limpiar, porque eso desbarajustará tus planes de limpieza y ¡te pillará el toro de nuevo!

Y como último recurso, si después de todo lo anterior sigues teniendo la casa sucia, ¡cómprate una Roomba!

No dejes de visitar