Con las vacaciones de verano, los ladrones aprovechan que las casas están vacías para poder entrar sin dejar rastro y llevarse lo más valioso o destrozar la casa, desvalijando todo lo que encuentran a su paso. Por eso, cada vez son más los hogares que cuentan con la instalación de alarmas y sistemas de seguridad para poder estar tranquilos cuando salen fuera o están largas temporadas de vacaciones. En este post te vamos a dar algunos consejos para proteger tu casa y que no te lleves un disgusto a la vuelta de vacaciones, así podrás evitar robos en tu hogar.

Consejos para proteger tu casa cuando no estás

Muchas veces nos preguntamos cómo proteger nuestra casa en épocas en las que, por vacaciones, salimos por un tiempo más prolongado de lo que lo hacemos el resto del año.  Debemos ponérselo difícil a los ladrones y actuar de forma rápida es clave para disuadirlos. Para ello, existen sistemas como ZeroVision que nos permiten proteger nuestros hogares hasta que llega la policía.

A continuación te contamos los 7 consejos para que tu casa esté libre de ladrones y protegida cuando estás fuera de ella. Para reforzar la seguridad en casa y protegerte contra los robos, tendrás que:

  1. Dejar puertas y ventanas cerradas. Esto es lo más común y lo que todo el mundo piensa a la hora de salir de casa. Cerrar las puertas y ventanas es fundamental. Pero, ¿y las persianas? En muchas ocasiones, la mayoría de personas piensan que es mejor bajarlas por completo para que sea más complicado acceder a la vivienda, pero nada más lejos de la realidad. Los ladrones conocen todos los trucos para poder entrar sin dejar rastro, por lo que es más recomendable dejar las persianas a una altura normal o a media altura, así, a primera vista, dará la sensación de que la casa está habitada y los ladrones serán más respetuosos con la misma. Con respecto al timbre, desconectarlo sería un error, es mejor dejarlo conectado y que suene. Apagarlo sería una señal clara para que puedan entrar sin ningún inconveniente ya que les indica que la casa está vacía.
  2. Cambios para una mayor seguridad. Con el paso de los años, muchas familias han optado por cambiar las cerraduras y poner sistemas de cierre mucho más sofisticados y complicados a la hora de abrir una puerta sin llave. Pero estas técnicas son cada vez más conocidas por los ladrones que utilizan todo tipo de herramientas para abrirlas sin necesidad de usar la fuerza. Es por ello que la alternativa más segura es contratar una alarma. Además existen muchas opciones como sensores de balcones, puertas de patios y terrazas, sensores de humo, cámaras de videovigilancia…  todo ello conectado con la policía. Es decir, con un sistema de seguridad es mucho más difícil que entren a robar.
  3. Elaborar un inventario con todo lo que hay en casa. Es la clave para tener todo controlado, al menos las cosas de valor. Así, si no recordamos dónde pusimos algo, lo podemos buscar en el inventario e ir directamente al lugar en cuestión.
  4. Saber a qué vecinos avisar de si estamos o no. Hay veces en las que no sabemos si es mejor decir que estamos o no. Pero si tienes confianza con algún vecino, avísale para que esté pendiente de tu casa y no haya problemas.
  5. Da una llave a una persona de confianza o de la familia para que pueda descongestionar el buzón y visitar la vivienda, así como regar las plantas, etc. Que dé la sensación de que siempre hay alguien.
  6. Tener cuidado con las redes sociales. Publicar muchas cosas de vacaciones hace que la gente sepa que estás en otro lugar que no es tu casa, por lo que puede ser la ocasión perfecta para entrar. Es mejor ser cauteloso y evitarlo.
  7. Estar pendiente del teléfono o de las cámaras de videovigilancia, si las tienes, para, de este modo, controlar cualquier movimiento extraño que se produzca cuando estás fuera.

Con estos consejos, mantendrás tu casa a salvo en vacaciones.