Para muchos Madrid es la capital del mundo y con mucha razón, casi 3.3 millones de personas han pasado a preferirla para vivir. Pero para muchas personas suele ser todo un enigma los beneficios y los motivos por los que escoger Madrid como ciudad para vivir.

En los últimos tiempos han sido muchas las nuevas zonas disponibles para construcción de nuevos edificios y casas, un ejemplo de ello es la promoción de obra nueva Jardines de Puerta de Hierro, que la está llevando a cabo la promotora FIPRESA, pero más allá de la pura oferta de nuevas o renovadas viviendas, lo cierto es que existen muchos otros motivos por los que vivir en Madrid.

A continuación, te contamos solo 6 de los muchos motivos que tienes para elegirla como el mejor lugar del mundo para vivir:

  1. Su precisa ubicación, en el centro de la península, equidistante de todas las regiones, es una de las mayores ventajas que ofrece. Madrid es el centro de la red de autovías; cuenta con amplias conexiones ferroviarias y acceso al aeropuerto principal de España. Desde Madrid con facilidad hacia cualquier lugar.
  2. La diversidad étnica es lo mejor al momento de compartir en la calle. La riqueza multicultural permite un intercambio enriquecedor casi en cualquier locación de la ciudad. Es esta variedad lo que hace que una salida nocturna se convierta en una aventura por descubrir, compartiendo en cualquier de los restaurantes y locales nocturnos de la ciudad.
  3. La conectividad del gran aeropuerto Adolfo Suárez Barajas, con sus 5 terminales se ha convertido en la salida y entrada segura de Madrid, hacia casi cualquier destino. El aeropuerto Madrid Barajas es el primer aeropuerto de España y el quinto de Europa. Moviliza a más de 61 millones de personas al año, entre los trayectos nacionales e internacionales. La estructura metálica ondulada, recubierta con bambú, en el techo de la nueva terminal definen el carácter espectacular que lo han convertido en un espacio obligado para residentes y visitantes.
  4. La gastronomía madrileña está llena de productos típicos de la región que se conjugan para crear platos inolvidables. Entre estos el famoso Cocido Madrileño, los tiernos Callos a la Madrileña o los Caracoles a la Madrileña, que con nombre y apellido engalanan las mesas de todo el mundo. Destaca también la Sopa de Ajo, o los Bocadillos de calamares. También la extensa línea de tapas, como las Patatas Bravas, Oreja de Cerdo, Boquerones y muchos otros platos, que hacen que la incursión a los bares sea una divina poesía.
  5. Un clima inigualable, con veranos cortos y ambiente despejado, donde la temperatura durante la temporada no llega más allá de los 37°C. Aunque los inviernos pueden ser particularmente frío y nublados, la temperatura rara vez baja de 0°C, con temperaturas media alrededor de los 6°C.
  6. Su hermosa arquitectura y su rico patrimonio histórico la convierten en el centro de la actividad cultural de los visitantes y residentes que no se cansan de contemplar los magníficos escenarios, en los cuales se concentran las actividades artísticas que se programan con regularidad. El Museo del Prado o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía resaltan por sus arquitecturas contrastantes y por ser el centro de exposición de importantes artistas españoles clásicos y contemporáneos. Además la faustosa Plaza Mayor, con sus más de 400 años de historia; la Puerta de Alcalá, la Academia de Bellas Artes o cualquiera de las contundentes edificaciones ofrecen a propios y visitantes el escenario irreal para compartir todos los día.