6 consejos para elegir el mejor seguro de hogar para tu familia

por Rubèn

En Mejores Seguros Online estamos más que  acostumbrados a atender a clientes que tienen contratado su seguro de hogar con otras compañías, y que acuden a nosotros porque están disconformes con las indemnizaciones o prestaciones recibidas tras un siniestro.

Y en muchas de estas ocasiones, lo cierto es que eso ocurre porque, en el momento de firmar sus pólizas, no revisaron (o no comprendieron bien) las coberturas incluidas en ella, o se decidieron directamente por la propuesta de seguro más barata, sin fijarse en nada más.

Así que voy a detallarte cuáles son las coberturas imprescindibles en un seguro de hogar, junto con unos consejos para que, a la hora de elegir un seguro de hogar, no cometas errores que pagarás a posteriori (es decir, cuando se produzca un siniestro).

6 consejos para elegir el mejor seguro de hogar para tu familia

Si quieres que el seguro te indemnice por el 100% del valor de la reparación o de reposición de los daños causados por el siniestro, lo primero que has de hacer es declarar el valor real de construcción del inmueble y de todo lo que contiene.

Si declaras un valor inferior, la indemnización también será proporcionalmente inferior (es lo que las aseguradoras, a la hora de indemnizar, denominan regla proporcional).

1. Cómo declarar unos valores de continente y contenido que se correspondan con los reales

Respecto al continente, ten en cuenta que su valor se refiere exclusivamente al valor de construcción o reconstrucción física de los elementos constructivos de la vivienda. Por tanto, debes restar del precio del piso o casa el valor del suelo edificable en el que está construido.

Y si no quieres complicarte la vida, los tarificadores de las principales compañías ya calculan automáticamente un valor de continente estimado, obtenido a partir de la referencia catastral.

El cálculo del contenido es más complicado y es muy difícil hacerlo con precisión. Para ello, deberías sumar el valor de todos y cada uno de los muebles, electrodomésticos, enseres y objetos que hay en el inmueble.

La buena noticia es que los tarificadores también hacen una estimación del valor de ese contenido, en función de la superficie, la tipología y la zona donde está ubicada la vivienda.

En este sentido, el consejo que te doy es que, para evitar problemas, aceptes los valores de continente y contenido sugeridos por la aseguradora. Así, si se produce un siniestro nunca tendrás problemas para recibir el 100% de la indemnización correspondiente.

Y recuerda que en caso de que tengas en casa objetos de elevado importe, debes añadir su valor al contenido. El dinero en efectivo se declara aparte.

2. Cerciórate de que en el seguro de hogar están incluidas las coberturas imprescindibles

Aparte de las habituales coberturas de robo, incendio y responsabilidad civil, estas son las cinco prestaciones mínimas que tu seguro de hogar también debe incluir:

  • Daños por agua
  • Daños por fenómenos atmosféricos
  • Daños de origen eléctrico
  • Reposición estética de los elementos constructivos
  • Gastos de apertura y cambio de cerradura en caso de pérdida de llaves

Además, según tus preferencias, puedes contratar un sinfín de coberturas adicionales. A modo de ejemplo, enumero cinco:

  • Reparación de electrodomésticos
  • Pequeñas reparaciones del hogar
  • Todo riesgo accidental (cubre la rotura accidental de cualquier aparato no electrónico)
  • Todo riesgo electrónico (cubre las averías de ordenadores, TV, equipos musicales, etc.)
  • Objetos de valor especial (colecciones, obras de arte, joyas, etc.)

3. Compara los límites indemnizatorios de las distintas propuestas de seguro de hogar

Otro aspecto a tener muy en cuenta son los límites indemnizatorios. Según la compañía aseguradora y el tipo de seguro de hogar, pueden existir variaciones muy notables.

Los seguros de hogar de precio muy bajo suelen tener baremos indemnizatorios también muy bajos. Por tanto, compara los baremos e indemnizaciones de todas y cada una de las propuestas de seguros de hogar.

Asimismo, compara las franquicias y sus importes. A más franquicias y de importes más altos, menor precio de la prima del seguro de hogar.

4. No tomes tu decisión teniendo solo en cuenta el precio de la prima anual

El corolario de los dos consejos anteriores es que nunca tomes tu decisión teniendo solo en cuenta el precio de la prima. No me canso de repetir que lo que es demasiado barato, a la larga resulta caro, y muy especialmente en el universo de los seguros.

5. Elige una compañía de seguros de solidez reconocida

Antes de contratar tu seguro de hogar, te recomiendo que te hagas algunas preguntas, como las que siguen:

¿Me suena de algo el nombre de la compañía? ¿Quiénes son sus propietarios o accionistas? ¿Está su sede central ubicada en España o en la UE?

Mi consejo es que te decidas por una compañía española o de la UE. En adición, ten en cuenta también la solidez, la trayectoria y la reputación de la misma a la hora de prestar el servicio de reparación de daños en el hogar y de indemnizar.

6. Antes de firmar telemáticamente la póliza de hogar, lee atentamente y comprende  la propuesta de seguro

Si vas a contratar tu seguro de hogar mediante firma electrónica o telefónica, te recomiendo vivamente que nunca lo hagas antes de verificar minuciosamente el contenido de la propuesta de seguro. Como afirmo en la introducción, no hacerlo es una de las principales causas de los conflictos que se dan entre asegurados y aseguradoras.

Si no entiendes bien las propuestas, en Mejores Seguros Online podemos echarte una mano en esa tarea sin ningún compromiso y, de paso, ofrecerte nuestra propia propuesta de seguro de hogar, explicándote bien las diferencias que hay entre unas y otras.

Y lo mismo digo si se trata de un seguro de automóvil, de comercio o de cualquier otra clase de seguro. Mi principal objetivo es que nunca firmes una póliza de seguros sin tener total conocimiento de causa.

No dejes de visitar