5 tipos de vallas metálicas para jardines

por Rubèn

Las vallas metálicas son uno de los elementos principales que te ayudarán a delimitar y proteger el espacio de jardín que tengas. Tienen usos, tanto industriales, como particulares y existen varios tipos diferentes.

Para que sepas cuál es el tipo de valla más adecuada para ti, hemos consultado con esta empresa de cerramientos metálicos, para presentarte los 5 tipos de vallas metálicas para jardines.

La mejor valla metálica para tu jardín, se encuentra entre estos 5 modelos

Cuando necesitas vallar fincas, vallar terrenos, vallar jardines o cualquier tipo de instalación, es muy importante que elijas correctamente el tipo de cerramiento más adecuado. Por eso te mostramos los 5 modelos más utilizados y con los que podrás trabajar de forma eficiente, ya seas un profesional o un particular.

Malla electrosoldada

La malla electrosoldada en Securfix es de acero galvanizado y ofrece una gran resistencia en tus cerramientos. Por eso es la mejor opción, si necesitas un alto grado de protección, o construcción de jaulas y cerramientos. Son muy fáciles de manejar, por eso cada vez son más usadas por su rigidez, durabilidad y acabado.

El panel hércules es un tipo de malla electrosoldada, recubierta de PVC que resiste perfectamente a la corrosión y al paso del tiempo. Su montaje es muy sencillo y, por lo tanto, es ideal para el cercado de jardines, piscinas o zonas residenciales.

Si necesitas construir una caseta o cobertizo de jardín, puedes utilizar el panel sandwich. El panel sandwich recibe este nombre porque está formado por dos hojas metálicas que llevan en medio un relleno de espuma aislante. Este material es ideal para construir casetas y cobertizos de jardín.

Es un material de construcción muy ligero y resistente que tiene como objetivo impermeabilizar y proveer aislamiento térmico y acústico. De manera que sirve para reducir la conducción de calor y mejorar el comportamiento frente al fuego, en caso de incendio.

Una de las principales ventajas del panel sandwich es su precio, ya que es mucho más económico que otros tipos de materiales de construcción. Tiene una instalación muy rápida y se puede fabricar a medida para el usuario.

Malla de simple torsión

La malla de simple torsión es un tipo de cerramiento muy versátil y fácil de manejar. Como está tejida en forma de rombo, es muy fácil de cortar y entrelazar con otros pedazos, sin que se note la diferencia.

Se suele utilizar para cierres residenciales, industriales e instalaciones deportivas, aunque es útil para todo tipo de cerramientos. Además, destaca porque es una malla muy económica y duradera.

Malla de triple torsión

La malla de triple torsión también es conocida como la valla de gallinero, ya que es la que se emplea para construir cerramientos de animales pequeños de granja, como las gallinas. Está fabricada con alambre galvanizado y tiene una torsión en forma hexagonal.

La principal característica de este tipo de valla es que está trenzada sin nudos de fijación, permitiendo que los animales no se hagan daño.

Verjas de hierro

Las vallas de hierro, o también llamadas de forja, son las que tienen una mayor calidad estética de todas. Por lo tanto, son ideales como elementos decorativos, ya sea añadiendo ornamentación o simplemente dejándolas lisas. Normalmente, son de color gris oscuro, pero se pueden pintar fácilmente.

Son fuertes y seguras, pero requieren de cierto mantenimiento, para evitar que se comiencen a oxidar.

Ahora ya conoces los 5 tipos de vallas metálicas para jardines que te pueden dar unos mejores resultados. Elige la que creas que mejor encaja con tu proyecto y comienza a decorar tu jardín para que se convierta en un lugar cómodo y acogedor, pero a la vez seguro y resistente.

No dejes de visitar