colchon

Un alto porcentaje de personas considera que la mala calidad del colchón es una de las principales causas del insomnio. Es por ello que resulta tan importante prestar atención a las señales que te indican que debes cambiar el colchón de tu cama. Si lo deseas, puedes obtener más información aquí.

Lo ideal es cambiar el colchón cada 10 años. Aún así, si antes de ese tiempo el tuyo presenta alguna de los signos que indicamos a continuación, debes cambiarlo de inmediato.

¿Qué señales indican que debes cambiar tu colchón?

Descubre cuáles son las señales a las que debes prestar atención para saber que tienes que cambiar tu colchón.

Cansancio y/o insomnio

Si desde hace algún tiempo notas que te levantas cansado cada mañana sin razón aparente, es muy probable que sea el momento de cambiar el colchón.

Claro que también puede darse justo la situación opuesta: aunque estés muy cansado, eres incapaz de dormir. Cuando te metes a la cama no paras de dar vueltas sin conseguir el descanso que necesitas.

Dolores en la espalda

También puedes notar que cada mañana te levantas con malestar en la espalda, especialmente en la zona lumbar. Lo más probable es que el colchón no sea el mejor apoyo a la hora de dormir.

Colchón hundido

Aunque lo ideal es no llegar a esta situación, también puede ocurrir que el colchón se hunda o se deforme. Con el paso del tiempo es inevitable que tu cuerpo deje huella y, cuando esta se hace visible, es una señal muy clara de que debes cambiarlo.

De lo contrario, no conseguirás dormir en la postura correcta, y podrás sufrir diferentes problemas de salud, sobre todo de espalda.

Alergia al material del colchón

Actualmente puedes encontrar en el mercado colchones fabricados con un amplio abanico de materiales. Con el paso del tiempo es normal que los ácaros y los alérgenos se apoderen de él, incluso si mantienes una buena higiene. Si cada vez que te vas a la cama estornudas y tus ojos se enrojecen, es el momento de sustituir tu colchón.

Descansas mejor en otro colchón

Si tienes la oportunidad de dormir al menos una noche sobre otro colchón, por ejemplo porque vas de vacaciones a un hotel, y al despertar te sientes mejor, significa que debes cambiar el tuyo.

Como puedes comprobar, las señales de que tu colchón debe pasar a mejor vida son muy claras. Debes prestar especial atención tanto a su estado como a tu salud, tanto física como emocional. No descansar bien tiene consecuencias nefastas: irritabilidad, déficit de atención, dolor de espalda, etc.

Una vez adquieres el nuevo colchón, hay una serie de medidas que debes tomar en consideración para conservarlo en perfecto estado. En primer lugar, es aconsejable que lo gire cada semana para que así su desgaste sea uniforme. En segundo lugar, si tienes niños pequeños en casa, no les dejes saltar sobre él. Y, por último, es importante que asientes el colchón sobre un soporte robusto y resistente.