5 consejos para ahorrar en invierno

por Gemma

ahorrar invierno

Independientemente de la estación del año en la que nos encontremos, la mejor forma de ahorrar es comprando aprovechando siempre las ofertas, pues ya no es necesario esperar a momentos puntuales del año para encontrarlas. En internet se pueden descubrir cada vez más sitios especializados en recoger las mejores ofertas del mercado en cualquier momento del año, como por ejemplo lo hace el catálogo de Camino a Casa.

Por lo general, durante el invierno los planes se reducen considerablemente, menos salidas, menos viajes, menos barbacoas y quedadas con amigos… y más momentos de peli y manta. El frío y el mal tiempo propicia a que nos quedemos en casa, por lo que fomenta y favorece al mismo tiempo las posibilidades de ahorro.

Pero el quedarse en casa durante la época invernal también puede llegar a ser contraproducente para el bolsillo, pues el importe de las facturas de electricidad, agua y gas se disparan. Te proponemos algunas sugerencias muy sencillas para ayudarte a ahorrar en el consumo energético durante los meses más fríos.

Consejos para ahorrar energía en casa durante el invierno

Cuida el buen aislamiento de tus puertas y ventanas

Aunque a corto plazo pueda suponer una importante inversión, a largo plazo merecerá la pena, pues alrededor del 30% del gasto en calefacción se pierde por las fugas provocadas por el mal aislamiento de las puertas y las ventanas.

Busca alternativas de iluminación más eficientes

En invierno contamos con muchas menos horas de luz por lo que se consume mucha más energía eléctrica, pero siempre se pueden encontrar alternativas más económicas. Si aún no lo has hecho, sustituye todas las bombillas halógenas que tengas en casa por lámparas led. Ten en cuenta que los led consumen un 90% menos, duran mucho más y su mantenimiento es mucho más fácil y económico que el de las bombillas convencionales. También puedes recurrir al ambiente cálido que crean las velas cuando sea oportuno, y por supuesto, prestar atención a que no se queden encendidas las luces de las estancias que no estés utilizando.

Aprovecha el calor solar durante las horas de luz

En España tenemos la suerte de contar con muchas horas de luz y sol también durante el invierno, especialmente si nos comparamos con países como Reino Unido o Alemania. Esta luz solar se puede aprovechar para mantener la casa caliente sin necesidad de usar la calefacción, sobre todo si además la casa cuenta con una buena orientación. Mantén las persianas y las cortinas abiertas durante la mañana y ciérralas por la noche para que no se pierda el calor que se ha acumulado durante el día.

Mantén el calentador de agua a una menor temperatura constante

Lo ideal es usar un programador y automatizarlo para no gastar nada cuando no se esté utilizando, pues mantener la temperatura del calentador muy elevada puede llegar a consumir hasta el 20% de la energía eléctrica de toda la casa.

Invierte en el mantenimiento y el buen estado de los dispositivos energéticos

Invertir en el mantenimiento garantiza un mejor funcionamiento y supone un ahorro importante de energía.

No dejes de visitar