Nada inspira más belleza y tranquilidad que una cocina bien ordenada. Tener los alimentos o los utensilios de cocina a mano, que sean fáciles de hallar y que por lo tanto permitan mayor espacio, todo ello hace que la armonía y la seguridad se den de la mano en ese lugar tan transitado y utilizado del hogar.

Una cocina no tiene que ser un abarrotado ni desastroso campo de batalla y para ello te brindaremos aquí cuatro trucos que puedes emplear para mejorar el almacenamiento en tu cocina.

Armario para despensa

Los armarios para despensa no son una novedad. Han existido desde hace siglos, y se emplean para guardar los alimentos y tenerlos a resguardo y cerca de la cocina. Sin embargo, las posibilidades de diseño, tamaño, color y forma de los armarios de hoy hacen de este elemento un útil mueble que puede contribuir enormemente a realzar el estilo de la cocina. No es difícil encontrar un armario para dispensa que se ajuste a las dimensiones disponibles y que además no desentone con el color y la decoración. Un armario para dispensa puede ser la diferencia entre una cocina maravillosa y ordenada y un desastre total.

Hay un truco adicional que te ayudará con el espacio y es almacenar solo lo necesario. Esto implica un cambio en tus hábitos de consumo y ello incidirá en tu forma de vida y en tu vida de forma integral, así que haz el intento. Nada pierdes con ello.

Aprovechar las puertas

Es fundamental aprovechar el espacio para guardar y organizar los cada vez más numerosos utensilios de cocina que tenemos a nuestra disposición. Para ello, un truco muy útil es aprovechar la superficie que queda detrás de las puertas, sean estas del tamaño que sea. Existen variadas opciones de estantes que pueden instalarse detrás de las puertas y allí podrías guardar cualquier cosa, con la ventaja de que no estará a la vista de los visitantes. Una puerta puede ser la solución perfecta a tus problemas de almacenamiento.

Separador de cajones

La mayoría de los cajones de la cocina están elaborados sin separadores. Estos sencillos elementos evitan que los cubiertos se mezclen, que estén desordenados, y así se haría más fácil encontrar el que se necesite de forma rápida y segura. Un truco muy útil es hacerse de unos separadores ya prefabricados o pedirle a un carpintero que los elabore según el tamaño y la distribución de tu preferencia. Nada genera más orgullo y placer que abrir un cajón y encontrar todo ordenado y en su sitio.

El techo es también una buena opción

Si ves a tu alrededor y piensas que ya no hay más espacio que aprovechar en tu cocina, alza entonces la mirada y allí tendrás más opciones para el problema de la falta de almacenamiento. Un eficaz truco es instalar baldas en la pared a gran altura, y allí colgar las sartenes y ollas. Esto te permitirá hacer más espacio en los gabinetes. Así, tendrás muchas más posibilidades de reordenar tus utensilios.

Con estos trucos podrás hacer realidad tu sueño de convertir tu cocina en un lugar ordenado, seguro y agradable a la vista.