4 cosas a tener en cuenta en los pomos y tiradores para muebles

por Gemma

La decoración de una casa puede mejorar sustancialmente si prestamos atención a los detalles más sutiles. Los pomos y tiradores para muebles son especialmente importantes si queremos dotar de equilibrio, color y simetría a nuestros respectivas habitaciones. En el texto de hoy te vamos a dar cuatro consejos básicos a la hora de elegir tiradores y pomos para muebles en esta, Pomoline, tu tienda online de tiradores. Presta atención y coge nota:

1. Intenta elegir unos pomos o tiradores que sean resistentes y fáciles de instalar. La instalación puede llegar a ser un quebradero de cabeza para algunas personas poco dotadas para el bricolaje, así que es recomendable prestar mucha atención a las instrucciones y a sus puntos de anclaje. Una buena elección nos ahorrará tener que acudir a los servicios profesionales y tendremos esa sensación de tarea bien hecha. Una vez instalados los primeros accesorios para muebles debemos cerciorarnos de haberlos fijado correctamente.

2. ¿Pomo o tirador? He ahí la cuestión. Todo depende del cristal con el que se mire. Si nuestra idea es apostar por algo funcional, correcto y ergonómico, está claro que el tirador es nuestra opción predilecta. Por el contrario, si anhelamos un accesorio más elegante, protagonista y vistoso, entonces lo será el pomo. Todo tiene que ir en consonancia con la decoración de la propia habitación; de nada sirve tener unos pomos dorados si la habitación es grisacea y discreta, por poner un ejemplo. También tenemos que medir las dimensiones y prestar atención a la proporcionalidad; el pomo conecta mejor con cajoneras o muebles pequeños y el tirador con un mobiliario más voluminoso.

3. Elegir consecuentemente el tipo de pomo o tirador. Hagamos un repaso por los principales tiradores en la actualidad: tenemos los tiradores ocultos, que están colocados de un modo estratégico para pasar desapercibidos a simple vista (lo que garantiza una gran sensación de limpieza) y que suelen formar ya parte del propio mueble, y por tanto, no necesitan instalación. Y los tiradores vistos, que son los tradicionales y que se suelen colocar o en un lateral o en el centro de los muebles. Existen innumerables tipos al respecto según el tipo de material; de cobre, color oro, de aluminio, zamak, etc, o según la forma del mismo: asa ancha, kensington, embutidos, uñeros…

4. ¿Qué tendencia predomina en la actualidad?. Las modas vienen y van, son pasajeras. Cambian conforme los ingenieros y diseñadores estudian nuevas opciones y diseños para abrir y cerrar nuestro mobiliario; también según las corrientes estéticas. En la actualidad el tipo vintage cotiza al alza. Se trata de aprovechar materiales clásicos rollo aluminio o cobre para dotar de esa estética antigua a nuestra habitación y que a su vez resulte moderna. También se lleva mucho el estilo minimalista: trata de elegir los elementos justos y necesarios, excluyendo todo lo que sobre o recargue la habitación. En este sentido los tiradores son del modelo oculto o, por el contrario, son pequeños y discretos, colocados estratégicamente para que se vean lo menos posible. El estilo rústico ha vuelto a renacer después de años relegado al olvido. Se trata de utilizar materiales naturales y preciosistas que otorgan al interior calidez y sensación de bienestar. Pomos y tiradores para muebles suelen simular la madera, el roble o la piedra. Por último, también tiene una curva ascendente el estilo nórdico, ya sabéis, ese en el que predomina la sencillez y la claridad. No es mala opción, pues también dota de modernidad a nuestros interiores.

La elección de pomos y tiradores es un factor muy importante en el conjunto de una habitación de interior; es la guinda del pastel, ese toque sofisticado y distintivo de las personas atentas a los pequeños detalles.

No dejes de visitar