Cada vez son más las personas que apuestan por darle un toque vintage a cada una de las habitaciones de su hogar. Lo antiguo está de moda. Y ahora es posible que tu living, dormitorio, hall e incluso cuarto de baño luzcan de una manera muy original gracias a esta tendencia que cada vez va ganando más adeptos.

Por esta razón, en este artículo te vamos a dar una serie de pautas que puedes empezar a usar desde ya a la hora de decorar tu casa. ¿Estás preparado? ¡Comenzamos!

Sillas de todos los tamaños y materiales

decoración vintage

Las sillas se han convertido indudablemente en uno de los elementos vintage de referencia. Los grandes almacenes como Ikea y Carrefor ofrecen un amplísimo catálogo de posibilidades para todos los gustos y colores.

Entre ellas, caben destacar  las sillas de rejilla y metal que puedes encontrar en tonos muy variados.  También las hay hechas con materiales muy diferentes como hierro, madera o plástico que en definitiva le van a dar muchísimo encanto a tu dormitorio o living. También las puedes poner alguna de ellas salpicando tu dormitorio ya que te van a ser de muchísima utilidad a la hora de apoyar cualquier prenda.

Cómodas y armarios de madera

decoracion vintage

Los términos de “madera” y “vintage” siempre suelen ir de la mano. Si no dispones de muebles antiguos, también existen ahora esas cómodas y estanterías hechas de madera con ese toque un poco anticuado que también suelen estar disponibles en cualquier tienda de decoración.

Y lo mejor de todo, es que al ser completamente nuevas, apenas necesitarán  de mantenimiento por tu parte. Tan solo habrá que pasarles un trapo con producto especial para muebles de forma semanal para que así luzcan como el primer día.

Sillones orejeros

decoracion vintage

¿Quién iba a decir que esos sillones tan propios del s.XIX iban a estar tan a la última? Aunque ya no se vean tanto a las señores con pipa acostados en su respaldo, desde inspirahogar te decimos que siguen creando tendencia a pesar del paso de los años.

Le van a dar un toque muy “romántico” a tu living y encima los puedes personalizar con todo tipo de tapices con los tonos que más sean de tu agrado. Una vez hecho esto, los puedes poner tanto en tu salón como dormitorio sin que desentonen mucho. Es más, si tu hall de entrada es lo suficiente grande también los puedes colocar ahí por si alguna visita inesperada tiene que sentarse.

loading...