Ahora que el invierno está a la vuelta de la esquina, son muchos los hogares que apuestan por una decoración de estilo nórdica para sus hogares. Es una tendencia que aunque lleva más de diez años en el mercado, su tirón y fama sigue siendo incontestable.

estilo nórdico

Esta moda nació justamente en países como Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia a principios del siglo pasado donde las horas de eran (y son) escasas durante los meses de otoño e invierno con temperaturas bajo cero durante todo el día. Para combatir esta falta de sol y buen tiempo, la mayoría de habitantes de aquellos países apostaban por tonos muy claros en todo tipo de suelos, muebles e incluso paredes.
¿Y tú? ¿Estás interesado en probar un estilo nórdico en tu hogar pero no sabes cómo hacerlo? Pues no te preocupes. A través de las siguientes líneas te vamos a dar una serie de pautas para que no pierdas detalle de nada:

estilo nórdico

  • La naturaleza es uno de los pilares básicos. La mayoría de materiales que usan para el estilo nórdico es sin lugar a dudas la madera. Al ser algo que proviene de la “madre naturaleza” le dará un toque muy místico y natural a cada una de tus habitaciones. Puedes apostar por usarla tanto para cómodas, mesas y armarios como simplemente para tapizar el suelo de tus dormitorios y salones.
  • La sencillez por encima de todo. Otra de las claves del estilo nórdico es la sencillez de todos sus acabados. Para ello, apostaremos por habitaciones y dependencias amplias y diáfanas donde lo “barroco” y poner objetivos decorativos “porque si” no tendrá sentido aquí. Recuerda que quieres que tu hogar sea un lugar cómodo y práctico donde desguarnecerse de todo el frío del exterior.
  • Imaginación al poder. Una vez que consigas seguir estas dos pautas, ya solo te queda imaginarte cómo quieres que luzca tu hogar. Por ello, es muy importante que le des un toque más personal con algunos elementos y muebles vintage que anden algo perdidos en tu armario. Recuerda que puedes combinar tendencias si así lo estimas necesario y agregar elementos de segunda mano como estanterías y cajas por si tienes que almacenar algo en ellas.

A modo de resumen, podemos decir que este estilo nórdico apuesta por espacios sencillos, amplios y diáfanos donde los muebles hechos de madera y con colores blanco serán la nota predominante en cualquiera de las habitaciones. Así que no te lo pienses dos veces, y dale un toque nórdico a tu hogar. Seguro que te hará sentir como en casa.

loading...