¿Acabas de tener un hijo pero todavía no le has acondicionado perfectamente una habitación para él solo dentro de tu hogar? Pues no te preocupes. Cuando llega un nuevo miembro a la familia es normal priorizar antes en otros asuntos. Sin embargo, desde Inspirahogar os decimos que es muy importante que el bebé se sienta en un lugar cómodo que le haga sentir bien durante sus primeros días de vida.

dormitorio infantil

Por ello, a través de este artículo te vamos a dar una serie de pautas con el que el dormitorio de tu hijo o hija va a lucir radiante:

La elección del color es muy importante

A la hora de decorar el cuarto de un niño, tenemos que dejar un poco de lado las premisas de que tiene que lucir completamente a la moda. Este va a ser un espacio donde el niño va a dormir, jugar, y estudiar a lo largo de su vida. En este sentido, es muy importante cambiar la pintura de las paredes hacia otros tonos más vivos. Siempre puedes optar por los azul, naranja, rosa o azul turquesa evitando siempre otros colores más fuertes que lo único que hacen es dificultar el sueño.

Los accesorios deberán ser de gusto del peque

De nada sirve elegir los mejores accesorios o elementos decorativos para nuestro pequeño si después no son de su gusto. Antes que nada, es buena idea elegir todo tipo de accesorios como sillas, mesitas bajas, estanterías, baúles donde guardar juguetes que hagan más acogedora toda la habitación. Sin embargo, a la hora de elegirlos tienen que tener el beneplácito del niño ya que como hemos explicado este  va a ser “su lugar” durante una larga temporada.

Los adhesivos y vinilos le darán un toque más infantil

Si eres de los que no te gusta mucho pintar, siempre tienes la opción de usar grandes adhesivos o vinilos que le darán un toque más infantil a la habitación de tu hijo. Los hay de todos los temas posibles, aunque tampoco hay que abusar demasiado de ellos ya que la habitación se puede saturar demasiado. En el término medio está el buen gusto.

Utiliza cajas de colores para los juguetes

La mayoría de niños al terminar con los juguetes, los dejan desperdigados por todo el suelo de la habitación. ¿Y qué se puede hacer ante esta situación? Pues puedes instalar todo tipo de grandes cajones donde puedan almacenar todos sus juguetes cuando terminen de usarlos. No solo la habitación quedará más ordenada, sino que también le darás un toque más colorido a toda la habitación. Interesante, ¿verdad?

loading...