Para que una casa o un piso se convierta en un hogar, es necesario que esté impregnado de nuestra propia esencia. Son nuestras pertinencias las que conseguirán que un espacio vacío cobre vida, y es que una de las bases de la decoración de interiores es la personalización, es decir, conseguir que una estancia refleje la personalidad y forma de ser de las personas que viven en ella. Si estás buscando ideas para decorar tus paredes dándoles carácter, ¡no lo dudes! Los cuadros personalizados es la solución que buscas.

lienzos personalizados

*imagen de decogallery

Saca provecho de tus propias fotografías con lienzos personalizados

Hoy en día todos tenemos a mano una cámara fotográfica, y es que el mundo digital lo ha revolucionado todo. A través de nuestros aparatos móviles podemos ir guardando en fotografías los momentos más importantes de nuestra vida: un paisaje que nos gusta mucho, el retrato de nuestros seres queridos, el día de nuestra boda… ¿Por qué no convertir estas instantáneas de vida en un bonito cuadro personalizado? Puedes elegir el momento que más te importe para convertirlo en un cuadro que decorará tu salón o tu dormitorio, haciéndolo más tuyo que nunca. Los lienzos personalizados tienen el poder de dibujarnos una sonrisa, y es que no hay nada más bonito que vivir en un lugar lleno de instantes felices.

También puedes hacer algo diferente, convirtiendo un conjunto de fotografías en un mural o un collage, no es necesario que tengas muchos conocimientos de programas informáticos, hoy en día, de forma cibernética, puedes conseguir efectos muy bonitos. Blanco y negro, color sepia, tipo vintage o Pop Art, con solo un click conseguirás que una foto normal acabe convirtiéndose en una obra de arte que decore tu sala de estar o habitación.

Ya sea para tu hogar o para regalar, los lienzos personalizados son una idea maravillosa para decorar las paredes, ¿te atreves a probarla?

loading...