Hoy os traigo un proyecto realizado por unos arquitectos de los cuáles me he enamorado por completo. Se trata de una de esas casas con encanto que puede enamorar a cualquiera, una casa decorada en blanco y negro con un interior muy minimalista con toques vintage (sí, una combinación así es posible). La fachada de esta casa también es muy original con detalles de ladrillo rojo.

Sus creativos son Steven WhitingCarole Whiting, cuyo taller comparten con cuatro personas más, viven en Australia y su nombre profesional es Whiting Arquitectes.

Los diferentes espacios de la casa están decorados con una sencillez y armonía cautivadoras. El color blanco es uno de los más destacados, algo que también puede darnos cierta reminiscencia de decoración escandinava o nórdica. Todos los rincones tienen espacios cuidados al detalle, sin dejar nada al azar, como si hubieran creado esta casa como una hermosa obra de arte.

Como la mayoría de casas con encanto, esta casa cuenta con una cocina abierta al comedor y salón, haciendo que el paso entre las estancias sea mucho más fluido.

El baño es una de las estancias más especiales, tiene doble pica, ducha y una bañera negra con patas cautivadora. El suelo del baño está hecho con baldosas antiguas, combinadas con el color blanco y negro.

Las paredes blancas no son todas lisas, muchas de ellas están hechas con láminas de madera del mismo color, dando relieve a la pared. En el caso de la pared de la chimenea, ésta imita el ladrillo pintado en blanco, ofreciendo cierto estilo campestre al salón.

Además de las habitaciones habituales, esta casa decorada en blanco y negro también tiene un despacho de trabajo, para que sus miembros puedan tener un lugar tranquilo y armonioso donde trabajar cuando lo necesiten.













¿Quieres recibir más casas con encanto por correo electrónico? ¡Suscríbete!

loading...