¿Te gustan las casas nórdicas que nos hacen pensar en nieve y frío? Hoy os traemos una casa decorada al estilo escandinavo de Göteborg, Suecia, y se trata de una casa que como podremos ver en las fotos de su interior, está decorada en tonos cálidos, con el blanco como gran protagonista.

La decoración nórdica es uno de los estilos decorativos más conocidos y usados hoy en día. Se trata de un tipo de decoración que nos viene de los países más fríos como Finlandia, Suecia o Noruega. Es una decoración pensada para aprovechar el sol, y por tanto, todas sus características abogan por este principio. El color blanco es uno de los colores principales, ¿por qué? Porque nos ayuda a conseguir que los interiores parecen más luminosos y que el sol se irradie por la casa durante las horas de luz, que ahí, durante el invierno, son escasas.

Si miramos las fotografías de este interior nórdico, además del color blanco, también nos encontraremos con toques de color como diferentes tonos de gris. Este tipo de tonalidad nos ayuda a romper un poco co0n el monocromatismo, dando algo de juego a nuestro interior.

También podemos ver como hay un uso más que evidente de la madera, como en esa mesa de aspecto natural del comedor, o lo suelos de parquet, esto nos ayuda a conseguir que nuestra vivienda sea más cálida y acogedora, algo que conseguiremos también con el recurrente uso de plantas que veremos al largo de esta vivienda decorada.

Como pasa en la decoración nórdica, se trata de una decoración realmente funcional, en el que la sencillez tiene mucho más peso que lo ostentoso. Además, recordemos que lo más importante en este tipo de decoración es que la decoración tenga una función.

En resumen, en estas fotografías podemos encontrarnos con una decoración nórdica de lo más llamativa, ¿te ha gustado? ¡Síguenos en las redes sociales y no te pierdas más interiores de estas características!

loading...