La cocina es uno de los espacios más importantes del hogar, y también es uno de los que más se ensucian, sobre todo porque cada vez que cocinamos ésta se llena de grasa y restos de alimentos que usamos para realizar los platos. Limpiar cada día nos evita grandes dramas, pero no suele ser suficiente, si estás harta de que la suciedad se acumule, ¡atención! Hoy vamos a darte algunos consejos para mantener limpia la cocina.

limpieza de la cocina

Organización

La base de una cocina limpia es tener una cocina bien organizada. Consigue que cada cosa tenga su sitio, de esta forma, es mucho más fácil que cuando cocinemos dejemos las cosas en su sitio. Si tu cocina es pequeña puedes dejar colgadas las cosas más básicas como los cucharones, las pinzas de carne o la espátula, aunque existen muchos sistemas de almacenaje para la cocina que pueden servirte.

Nevera

¿Tu nevera hace mal olor? Si quieres limpiar la nevera del mal olor, lo primero que tienes que hacer es tirar todos esos alimentos que tengan mala presencia y desprendan mala olor, ya que seguramente serán los culpables del problema. Sin embargo, hay veces en que microorganismos y hongos son los que crean esta situación, en estos casos es recomendable usar productos especializados que nos ayuden a eliminar ese mal olor tan molesto.

Limpiar los platos

Hoy en día prácticamente todo el mundo tiene friegaplatos. Si es así, una buena forma de asegurarte de que los platos quedan relucientes, es la de pasarles agua antes de ponerlos en el electrodoméstico, para quitar la suciedad más grande. Si no tienes friegaplatos y los lavas a mano, un consejo para que la suciedad salga mucho más rápido, es la de dejarlos en agua caliente, sobre todo ollas y paellas que suelen tener enganchados en la superficie del fondo restos de grasas y comidas.

Vitrocerámicas o fogones de gas

Para limpiar la vitrocerámica es importante que usemos paños y no estropajos metálicos. Para limpiar la suciedad en la vitrocerámica, debemos usar un producto desengrasante especial para placas y extenderlo con bayeta para secar con un paño. Si la suciedad se resiste y se queda pegada, deberás usar una rasqueta que te permita eliminarla sin problemas.

En el caso de los fogones de gas, usando producto desengrasante para las zonas pertinentes y secando con un paño, tendríamos que conseguir que nuestros fogones reluzcan sin mucho problema.

El suelo

El suelo de la cocina suele ser uno de los que más se ensucian de todo el hogar, eso es normal ya que cocinando la grasa se va acumulando en la superficie a nuestros pies. Una buena forma para evitar que se ensucie tanto es la de colocar alfombrillas en el suelo de la cocina, ya que así cuando cocinamos el aceite que salte se quedará impregnado en ella. Lo mismo ocurre cuando fregamos los platos. Además, si limpiamos el suelo cada noche, evitaremos que la mugre se acumule demasiado.

En resumen, si usas estos pequeños trucos para mantener limpia la cocina, conseguirás una cocina bonita, ordenada y brillante.

loading...