Aunque hubo épocas en los hogares que se protegían del sol y de las inclemencias del tiempo por medio de cortinajes tupidos, y las estancias permanecían casi en penumbra para la protección de los muebles y enseres, hoy día a todos nos gusta disfrutar de un hogar con grandes ventanales abiertos al exterior y que los rayos nos entren en nuestros hogares hasta su último rincón. La luz solar nos trasmite energía y nos crea una sensación de mayor amplitud en nuestro hogar.

328b8247a6afd5aa55fe2130ce9fa06d

Si bien lo ideal seria contar con un hogar bien orientado y con grandes aperturas, la realidad nos lleva muchas veces a que la entrada de la luz no sea la que querríamos. Por ese motivo existen elementos decorativos y a la vez luminosos los cuales nos ayudaran a potenciar la claridad de nuestro hogar.

Lo primero es el color. El blanco nos refleja toda la luz, por consiguiente es el color idóneo para poder ganar luminosidad en un ambiente. Ademas nos retransmite una gran sensación de limpieza visual, por otro lado en una sala con poca entrada de luz, el blanco puro en paredes nos puede provocar un efecto completamente frío, es preferible en estas situaciones elegir un color amarillento, el de arena o un beige en tono claro, ademas nos potenciará la luminosidad de la estancia.

Si nos encontramos con el problema que la luz no nos llega al interior, siempre se puede considerar la eliminación de algún tabique, si nuestro salón comunica con la cocina, siempre podemos recurrir a un pasa-platos lo cual nos permitirá comunicar ambos espacios. También podemos sustituir un tabique por un panel de cristal, lo cual nos permitirá hacer llegar mas luz a la estancia interior, si queremos dar mas intimidad podemos colocar paneles de pavés. La mejor manera de aprovechar la luz solar es buscar la mejor orientación para cada una de las estancias, las mas soleadas para las zonas de día y las que menos, para los dormitorios.

loading...